¿Y los constructores? ¿Y los ministros?

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

A vueltas con España

¿Y los constructores? ¿Y los ministros?

Publicado 16/10/2016 8:00:57CET

MADRID, 16 Oct. (OTR/PRESS) -

En Brasil, donde al igual que en España ha habido corrupción a gran escala, políticos y empresarios corruptos acabaron en la cárcel o inhabilitados. En España, todas las miradas de la corrupción se centran en los intermediarios, no en los corruptores ni en todos los corruptos.

Un caso concreto en Brasil: el escándalo por desvíos millonarios en Petrobras supuso, por ejemplo, el arresto de un ex director de la petrolera estatal y de más de 20 ejecutivos de nueve importantes empresas nacionales en un gigantesco operativo contra la corrupción y el lavado de dinero. Tanto es así que Marcelo Odebrecht, el millonario y expresidente de la constructora Odebrecht, la empresa de ingeniería y construcción más grande de América Latina, fue condenado a 19 años y 4 meses prisión por un escándalo de corrupción que involucraba a la propia Petrobras. Y todos sabemos donde está la ex presidenta de Brasil: Dilma Rouseff fue destituida por el órgano legislativo el pasado 31 de agosto, declarada culpable del delito de responsabilidad en el maquillaje de las cuentas fiscales y la firma de decretos económicos sin aprobación del Congreso de Brasil por 61 votos contra 20.

Un caso concreto en España: el periódico digital eldiario.es es de los pocos que se preguntan quién es la X de la trama Gürtel. "En Suiza, a (Francisco) Correa le encontraron cerca de 23 millones. A Luis Bárcenas, casi cincuenta. ¿Y la X de la Gürtel? ¿Cuánto dinero esconderá?", se plantea el periodista Ignacio Escolar en su diario.

Parece evidente que si, según Francisco Correa, había empresarios que pagaban en dinero negro y políticos que amañaban concesiones desde los ministerios, el problema no se reduce a él y a Luis Bárcenas, encargado de las gestiones. Sin embargo, poco o nada se sabe de quiénes eran esos empresarios y los ministros o altos cargos del Gobierno que formalizaron las adjudicaciones de obras. ¿No le interesa ese frente a la justicia ni a la oposición? ¿Es un tema tabú?

Por muy culpables que puedan ser Francisco Correa y Luis Bárcenas e incluso el Partido Popular -ya dirán los jueces en qué medida lo son-, el relato de sus fechorías no quedará completo mientras no se sepa quiénes son los constructores que pagaban las mordidas y los políticos corruptos que a cambio concedían las obras.

OTR Press

Andrés Aberasturi

A Fernando Blanco, padre de Nadia

por Andrés Aberasturi

Fermín Bocos

Dos jueces

por Fermín Bocos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies