¿Habrá al fin eurobonos?

Publicado 30/04/2017 8:00:42CET

MADRID, (OTR/PRESS)

Cuando se disparó el déficit público y la deuda empezó a subir como la espuma, hubo un momento en el que España se quedó prácticamente fuera de los mercados financieros y el riesgo de rescate, previa intervención de la UE en una acción concertada por el FMI, fue máximo. De hecho, hubo un rescate parcial, en el sector financiero, para evitar la quiebra de entidades como Bankia o Novagalicia.

Aquella situación, en la que la prima de riesgo penalizó las emisiones de deuda, se salvó a duras penas, con grandes sacrificios, y dejó como herencia un inmenso endeudamiento del que se derivan muchos intereses. De hecho, la principal partida de gasto sigue siendo el pago de la deuda, lo que puede dar idea de la gravedad de la situación. No tan extrema, es verdad, como en Grecia, Irlanda o Portugal -los países rescatados-, pero lo suficiente como para que millones de españoles lo sigan pasando mal, casi diez años después de iniciada la crisis.

Tanto para los países rescatados como para otros en graves dificultades, como Italia o España, se planteó como solución la mutualización de la deuda europea, de modo que mediante eurobonos fuese posible aliviar las tesorerías de esos estados. Alemania se negó en redondo y otros países de su entorno, también saneados, secundaron su posición. De haberlo aceptado hubieran importado inflación a sus ciudadanos y sus ahorradores se hubiesen rebotado contra sus gobernantes.

Y en esas estamos todavía, pero menos. Cuando pasen las elecciones francesas y alemanas es probable que haya avances. La situación de Grecia obliga a tomar medidas -sí o sí- y la precariedad de socios del euro tan grandes como Italia y España, también lo hace aconsejable. ¿Qué puede pasar? Lo más probable que es una parte de la deuda -la porción que supere el 60% del PIB- pase a un fondo europeo, a precio de mercado, financiado con recursos obtenidos mediante la política fiscal, es decir, con impuestos cedidos por todos los estados, incluidos los que no están sobreendeudados, como Alemania, que en este asunto es la reina. No sería un milagro pero sí un importante alivio para las finanzas españolas.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

La "pertinaz sequía"

por Francisco Muro de Iscar

Fermín Bocos

El despertar del león

por Fermín Bocos

Victoria Lafora

Rufián

por Victoria Lafora

Rafael Torres

Polis chungos sueltos

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies