El reto del PSOE

Actualizado 22/05/2016 11:52:52 CET

MADRID, 22 May. (OTR/PRESS) -

Por mucha fuerza que haya tenido en el pasado, que la tuvo, la izquierda del PSOE nunca amenazó su liderazgo. El expresidente Felipe González se muestra convencido de que ahora tampoco, pero encuestas más o menos fiables, analistas políticos, redes sociales y algunos medios de comunicación siguen alimentando la hipótesis contraria, al creer posible que la coalición Unidos Podemos supere el 26-J en votos -tal vez no en escaños- al Partido Socialista. El mero hecho de que esta hipótesis se debata tanto ya perjudica la imagen del PSOE, el partido que ha gobernado durante más años en la España democrática. Por si fuese poco, como tras las elecciones generales habrá comicios autonómicos en Galicia y Euskadi, también desde esas comunidades llegan noticias negativas para los socialistas.

¿Tiene remedio ese estado de cosas? Queriéndolo o no, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, le ha dado este fin de semana una buena pista a Pedro Sánchez, el candidato del PSOE, que lucha dentro y fuera de su partido por abrirse camino. Dice Albert Rivera que mientras el líder del PP, Mariano Rajoy, necesita apelar a los antisistema para que le voten los suyos, el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, no vendería humo sin el PP, por lo que propone trabajar para cambiar lo que no funciona del sistema. Es un análisis sugerente no sólo para las bases de Ciudadanos, sino también para las del PSOE, incluso a pesar de que Rivera no mencionase a Pedro Sánchez en esas palabras.

Resulta evidente que la situación del PSOE no es ajena a la profunda crisis que sufre la socialdemocracia europea, cada vez con más dificultades para saber gestionar el capitalismo del siglo XXI, pero no lo es menos que tiene características propias. La crisis española ha motivado unas cifras de paro y de precariedad laboral, también de desigualdad, que contribuyen a dar alas a la izquierda que ahora encabeza Podemos, sin que el PSOE sepa pescar en esas aguas. Además, la desunión interna también influye. Una salida exige unidad del partido e ideas que convenzan -de verdad- al electorado, y no al electorado en general, sino al menos a un 30/40% de los españoles, que es el porcentaje con el que el PSOE salvaría los muebles e incluso podría aspirar a gobernar.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Cataluña, recta final

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Y si hay que repetir...

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies