Un alivio temporal

Publicado 07/03/2018 8:00:55CET

MADRID, 7 Mar. (OTR/PRESS) -

Angela Merkel está, temporalmente, de enhorabuena. Y los líderes del SPD también una vez que sus bases han votado por la coalición con el partido de Merkel. Pero lo cierto es que aunque un 66% por ciento de los militantes del SPD hayan respaldado el acuerdo, un 34% ha votado en contra, y son precisamente los jóvenes los que han manifestado más abiertamente su oposición.

En realidad Merkel y el SPD están alargando una fórmula, la coalición, que no convence en las filas de ninguna de las dos formaciones y que les ha llevado a perder votos en los últimos comicios. Tanto es así que muchos analistas creen vislumbrar el fin de la era Merkel sugiriendo que quizá esta sea su última legislatura como Canciller.

En cuanto al SPD son muchos los que en sus filas reprochan a los actuales dirigentes del desastre electoral y sobre todo que no hayan cumplido con lo que prometieron: que el SPD no volvería a participar en una coalición con la derecha.

En realidad todo parece indicar que Alemania está en un fin de ciclo al igual que en otros países de Europa. La crisis económica y la emigración masiva están provocando el auge mas que preocupante de los populismos y un cuestionamiento de los pilares sobre los que se construyo la Unión Europea.

Que Alemania funcione, que tenga un gobierno estable no solo es bueno para este país sino para el resto de Europa, pero sin duda esa estabilidad adquirida a través de la coalición entre Merkel y el SPD debería de servir para aprovechar este tiempo en el seno de la propia Unión Europea para hacer una reflexión y buscar respuestas a los nuevos desafíos y sobre todo al desencanto evidente que algunos ciudadanos sienten por la idea de la Unión.

No me cabe la menor duda de que el futuro será mejor con más Europa, es decir con el fortalecimiento de la Unión Europea, pero para que eso suceda los dirigentes de la Unión tienen que hacer visible para los ciudadanos europeos que el futuro será mejor juntos que si se regresa a planteamientos nacionalistas del pasado.

Veremos si Angela Merkel y los líderes del SPD son capaces de que este tiempo que tienen por delante sea algo más que un alivio temporal.

 

OTR Press

Fernando Jáuregui

"Rosas amarillas, naturalmente"

por Fernando Jáuregui

Antonio Pérez Henares

El lazo de Montoro

por Antonio Pérez Henares

Cayetano González

Días decisivos

por Cayetano González