El año de Rajoy

Publicado 30/12/2016 8:00:32CET

MADRID, 30 Dic. (OTR/PRESS) -

No sé si resistir es vencer pero casi. Si no ahí está el ejemplo de Mariano Rajoy por el que nadie daba un euro hace unos meses. Sin embargo Rajoy despide el 2016 como presidente de Gobierno después de haberse dado un doble batacazo en las urnas.

Sí, ya sé que en las dos elecciones que se han celebrado ha sacado más votos y escaños que sus adversarios, pero lo cierto es que perdió miles de votantes pasando de la mayoría absoluta a una situación que le impedía poder formar gobierno. Pese a todo ha logrado volver a gobernar. Y es que a Mariano Rajoy y al PP les ha favorecido la crisis del PSOE. Un PSOE con un liderazgo tan débil y controvertido como el de Pedro Sánchez es lo que ha permitido que pese a todos los pesares Rajoy continúe en la Moncloa.

No obstante en el PP ya se piensa en el "post Rajoy" y sobre todo en cómo cambiar de manera eficaz la imagen de un partido que resulta antipático a amplias capas de la sociedad. El PP es el partido de los recortes, el partido que ha hecho una política antisocial, el partido que ha demostrado una falta absoluta de sensibilidad y de solidaridad con quienes peor lo han pasado en los años de la crisis, es el partido de la arrogancia. Pero ahí están, gobernando, sí, a pesar de que su gestión ha provocado que miles de ciudadanos se hayan quedado en la cuneta.

Sería absurdo negar que nuestra economía va mejorando, pero es una mejora lenta y tibia porque los puestos de trabajo que se crean son precarios y con sueldos con los que difícilmente se puede llegar a fin de mes.

En realidad para Mariano Rajoy el 2016 no ha sido un mal año, todo lo contrario, por eso hay que preguntarse si será capaz, en este 2017 que llama a la puerta, de gobernar de manera diferente o lo que es lo mismo implantando políticas dirigidas a acabar con la desigualdad.

Está por ver si en el congreso que va a celebrar su partido sus militantes y algunos de los dirigentes jóvenes son capaces de llevar un soplo de aire fresco o si por el contrario van a callarse y a dejar que todo siga igual ignorando que aunque gobiernan hay muchos, muchísimos ciudadanos que están más que indignados con ellos. La solución en el 2017.

OTR Press

Luis Del Val

Sijena, como síntoma

por Luis Del Val

Antonio Pérez Henares

Haceres y decires

por Antonio Pérez Henares

Cayetano González

¿Nuevas elecciones en Cataluña?

por Cayetano González

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies