Contrapesos

Publicado 04/07/2017 8:00:07CET

MADRID, 4 Jul. (OTR/PRESS) -

Miquel Iceta ha dejado dicho en una entrevista con El Mundo que se equivocan quienes den por acabada políticamente a Susana Díaz. Tiene razón. El mejor ejemplo es Pedro Sánchez. No sólo no estaba acabado sino que contra la mayoría de los pronósticos resultó reelegido secretario general del PSOE.

El caso es que Susana Díaz tiene casi todas las posibilidades de volver a ser reelegida como secretaria general de los socialistas andaluces de la misma manera que Ximo Puig parece que también volverá a hacerse con el santo y seña de los socialistas valencianos. Resulta interesante que tanto Díaz que se enfrentó a Sánchez por el liderazgo del PSOE, como Ximo Puig que la apoyó en ese envite, sin embargo no tengan rivales con peso suficiente para desbancarles en sus respectivas comunidades por más que desde Ferraz se haya alentado el cambio.

Está por ver lo que suceda en otras Comunidades Autónomas gobernadas por dirigentes socialistas que estuvieron en contra de Pedro Sánchez.

En principio yo diría que es una buena noticia que todo el poder del PSOE no se concentre en unas solas manos, en este caso las de Pedro Sánchez. Gobernar o gestionar una organización sin contrapesos da lugar a que el líder se termine creyendo un semidios.

Bien es verdad que tampoco hay que olvidar que, si bien Pedro Sánchez ha ganado la secretaría general, lo ha hecho con poco más de la mitad de los votos de los militantes socialistas, pero que la otra mitad no le votó y prefirió la opción de Susana Díaz o la de Patxi López.

En realidad en política nada está escrito para siempre y el futuro de Sánchez dependerá de sus aciertos y errores. Es decir, acertar sería ganar las próximas elecciones generales y errar perderlas. De manera que su futuro político dependerá de lo que digan las urnas salvo que prefiera no tentar a la suerte y terminar aliándose con Podemos y los partidos independentistas para desalojar a Mariano Rajoy de la Moncloa. Una operación sin duda con excesivos riesgos.

En cualquier caso va a ser interesante observar como en los próximos meses se va a ir reajustando el PSOE. Por lo pronto Miquel Iceta tiene razón: se equivocan quienes dan por amortizada a Susana Díaz. Y yo añadiría al resto de los opositores de Pedro Sánchez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies