"Los delirios de Maduro"

 

"Los delirios de Maduro"

Publicado 20/05/2016 8:00:14CET

MADRID, 20 May. (OTR/PRESS) -

No logro terminar de comprender el mecanismo que lleva a las personas a fanatizarse y seguir con los ojos cerrados a un líder aunque este sea un energúmeno, un psicópata, un asesino, o un imbécil.

Lo cierto es que es extensa la lista de personajes de estas características que a lo largo de la Historia han tenido mando en plaza.

Por eso cuando veo asomarse en la tele a Nicolás Maduro y decir toda la sarta de simplezas con la que nos castiga el oído y a continuación nos enseñan una imagen de gente enardecida a su alrededor no puedo dejar de preguntarme como es posible que tenga ni un solo seguidor.

No es solo que Maduro haya secuestrado la democracia venezolana, que persiga con saña a la oposición o que su gestión como presidente sea un autentico fiasco, es que dice unas cosas tan pueriles, tan ridículas que cuesta entender que haya gente que le jalee. Aunque lo peor es el daño inmenso que esta provocando a su país al que está poniendo al borde de un enfrentamiento civil.

A tan peculiar personaje ahora le ha dado por decir que se está preparando un "golpe de Estado" contra Venezuela y que España está en el ajo. No es que piense que Maduro tiene demasiadas luces pero supongo que ni él mismo se cree sus propias mentiras tan burdas y poco elaboradas.

Que sea capaz de convencer a sus compatriotas de que tiene que declarar el Estado de excepción porque les van a atacar desde fuera denota que tiene a los suyos por idiotas.

La verdad es que todo lo que sucede en Venezuela parece un mal sueño. En mis viajes por América Latina me voy encontrando cada vez con más exiliados, personas desesperadas que han tenido que dejar su país con la sola pretensión de sobrevivir.

Pero está claro que este tipo de personajes como Maduro encuentran eco en una parte de la sociedad, y que esa parte de la sociedad renuncia a hacer un análisis critico de lo que les dice su líder.

Sobre todo me pregunto como pueden seguir apoyándole tantos y tantos venezolanos que tienen que malvivir por la gestión catastrófica de Maduro y sus ministros. Pero sobre todo ¿alguno le cree cuando intenta asustarles con un "golpe" preparado desde fuera con España como coparticipe?

Lo peor es que el chavísmo es consecuencia de la terrible corrupción de los partidos tradicionales que durante tantas décadas gobernaron Venezuela creyéndose que el país era poco menos que un cortijo. Fueron esos partidos, los democristianos o conservadores y los socialdemócratas los que provocaron con sus actuaciones un caldo de cultivo para que los ciudadanos desesperados buscaran una alternativa a tanta corruptela y creyeron encontrarla en Hugo Chavez.

Los venezolanos auparon el chavismo sin pensar que se metían en "guatepeor".

Ahora Venezuela es un país rico en recursos con su gente muriéndose de hambre y con un presidente que solo dice disparates. Y son muchos los culpables de esta situación, también los que en su día enfangaron Venezuela en la corrupción.

OTR Press

Victoria Lafora

El dilema

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

¿Una Cataluña sin euro?

por José Luis Gómez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies