El día D

Publicado 21/12/2017 8:00:10CET

MADRID, 21 Dic. (OTR/PRESS) -

Ya está aquí, ya ha llegado el día en que los ciudadanos de Cataluña acudirán a la cita con las urnas.

De su decisión depende no solo el futuro de su comunidad sino también el futuro de todos nosotros porque no será lo mismo un gobierno independentista que un gobierno integrado por políticos que respetan las leyes y por tanto las reglas de la democracia.

Así que lo que libremente decidan con su votos los ciudadanos repercutirá en el resto de España.

Por lo pronto la propia sociedad catalana ya ha sufrido un fuerte deterioro económico a cuenta de los políticos aventureros que jugaron a dar un golpe de Estado cuyo resultado ha sido un empobrecimiento de Cataluña. La fuga de empresas, la perdida de confianza de los inversores, la fuga de dinero de muchos catalanes que se han llevado sus ahorros y sus planes de pensiones a otras Comunidades Autónomas, y sobre todo el desprestigio en el que han sumido a sus instituciones, amen del daño que han hecho a la imagen de España.

Sin olvidarnos del desafecto que se ha producido, no solo en el seno de la sociedad catalana entre los partidarios de la independencia y los de partidarios de la democracia y la Constitución. Un desafecto extensible al resto de España, porque siguiendo las táctica de Gobells al repetir y repetir aquello de "España nos roba" muchos miles de ciudadanos catalanes se lo terminaron creyendo.

En realidad los políticos independentistas han intentado tapar sus casos de corrupción, sus fracasos políticos, su incapacidad para gobernar buscando un enemigo exterior. Ese enemigo era el resto de España, el resto de los españoles.

Y sí, sin duda en el resto España se ha producido indignación y hartazgo ante esas cantinelas ofensivas y mentirosas.

Solo cabe desear que este 21 de diciembre los ciudadanos de Cataluña con su voto recuperen la normalidad democrática para su Comunidad y a partir de ahí se puedan volver a recomponer las relaciones entre ellos y con el resto de España.

Por eso estas no son unas elecciones más, son unas elecciones en las que España entera se juega seguir viviendo con la libertad y tranquilidad democrática con la que hemos vivido los últimos cuarenta años.

El devenir de todo el país está en sus votos. Ojalá acierten.

 

OTR Press

Luis Del Val

Hamlet, de compromisario

por Luis Del Val

Rafael Torres

El Rey tabú

por Rafael Torres

Fermín Bocos

Tormenta a la vista

por Fermín Bocos