Dos Errores

 

Dos Errores

Contador
Publicado 30/06/2017 8:00:28CET

Madrid, 29 Jun. (OTR/PRESS)

No sólo ha sido un error sino también una injusticia. Me refiero a la ausencia de don Juan Carlos de los actos institucionales para celebrar los cuarenta años de las primeras elecciones democráticas.

Alegar a problemas protocolarios es una excusa difícil de digerir. Don Juan Carlos y doña Sofía, si también doña Sofía, podrían haber ocupado la tribuna del Congreso y seguir desde allí la intervención de su hijo.

Creo sinceramente que don Felipe tiene sobrada personalidad para no sentirse oscurecido por la figura de su padre y menos en una circunstancia como la de la conmemoración de las elecciones de 1977.

No se puede contar la Transición sin don Juan Carlos. Y por tanto no se puede conmemorar las primeras elecciones sin don Juan Carlos. Quien haya decidió el protocolo, en mi opinión, no ha estado acertado, tampoco lo ha estado el PSOE participando en la convocatoria de PODEMOS en contra precisamente de la Transición.

El PSOE fue otro de los actores importantes de aquel momento de la Historia de España de manera que no se explica que hoy participe en actos alternativos donde se cuestiona lo que entonces se hizo. El adanismo en política puede llegar a resultar patético. Pedro Sánchez está cometiendo un error yendo al remolque de Pablo Iglesias. Si algo es evidente es que es Iglesias el que marca la agenda del PSOE.

Pero volviendo la mirada atrás si nos situamos en como era y que pasaba en esa España de hace cuarenta años creo que hay que revindicar una vez más lo que fue la Transición. Y por si los más jóvenes no lo saben habrá que contarles que la Transición es la historia de un éxito colectivo, si, porque fue posible gracias al empeño de la inmensa mayoría de los españoles.

Cuarenta años después hay quien se empeñan en denostarla y quiere poner el contador a cero. Pero insisto,los más jóvenes deben de saber que salir de una dictadura no era fácil y superar las brasas de la guerra civil, aquellas dos Españas, era más difícil aún.

Pero si algo tuvieron claro los ciudadanos entonces es que precisamente había que superar esas dos Españas para poder construir el futuro y eso implicaba un sacrificio y renuncias por parte de todos. Y eso es lo que democráticamente decidieron los ciudadanos con el concurso de los partidos políticos que en ese momento tenian que asumir la responsabilidad de llevar a buen puerto la tarea de poner los cimientos de una país democrático a través de la elaboración de una Constitución donde se consagró el Estado de Derecho.

Y la Transición, es decir la recuperación de las libertades, fue posible por la aportación generosa del Partido Comunista en primer lugar, pero también por el empeño de los reformistas del régimen con Adolfo Suárez en cabeza y por supuesto por don Juan Carlos. Esa es la realidad guste o no a los políticos de la nueva hornada.

Hemos vivido los últimos cuarenta años en democracia y en libertad y sobre todo se han logrado cerrar las heridas de la guerra civil. Cerrar heridas no significa olvidar, precisamente porque se sabía de dónde venía el esfuerzo enorme para acabar para siempre con las dos Españas.

Así que la Transición es la historia de un gran éxito colectivo. Y es una pena que en el día que tocaba conmemorar las primeras elecciones democráticas se hayan cometido dos errores de bulto, uno la ausencia de don Juan Carlos, otro la presencia del PSOE en un acto en contra de la Transición.

OTR Press

José Luis Gómez

¿Volverá el pacto fiscal?

por José Luis Gómez

Carmen Tomás

Más vale tarde

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Robar a manos llenas

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies