El duelo

 

El duelo

Publicado 04/05/2017 8:00:18CET

MADRID, 4 May. (OTR/PRESS) -

Se les debería de caer la cara de vergüenza pero no es así. Me refiero a los partidarios de Jean Luc Mélenchon y a él mismo dispuestos a coronar a Marine Le Pen como presidenta de Francia con el apoyo de su abstención o voto en blanco.

Resulta que la izquierda de la izquierda no tiene escrúpulos a la hora de votar. Así pues este próximo domingo Emmanuel Macron se medirá con Marine Le Pen en las urnas. Y no será un duelo entre los dos, sino que será el duelo entre Europa y una manera de entender el mundo frente a un proyecto populista y xenófobo.

De manera que lo que voten los franceses el día 7 dependerá el destino de Europa.

La Unión Europa sin el Reino Unido puede sobrevivir sin problemas, pero no sin Francia. De manera que el resto de los europeos contendremos la respiración mientras los franceses van a las urnas.

El candidato Macron ha dejado dicho en una de sus últimas entrevistas que la UE se tiene que reformar y tiene razón. La cuestión es en que dirección. Si en una Unión más social, más pegada a los problemas reales de los ciudadanos. Porque ese es precisamente uno de los déficits de la Unión Europea, que en demasiadas ocasiones los ciudadanos se sienten ajenos a las decisiones que se adoptan en Bruxelas.

En estos años de crisis los gobiernos han adoptado medidas durísimas de austeridad bajo el escudo de Bruxelas y eso ha provocado desafectos en la idea de la UE.

De manera que el desafío de los lideres europeos es precisamente que los ciudadanos no se sientan desamparados precisamente cuando las condiciones socioeconómicas son peores.

La dureza mostrada por Alemania imponiendo una austeridad de tal dureza que ha provocado que seguramente la macroeconomía de algunos países se hayan salvado pero a costa del sufrimiento de los ciudadanos.

No hay mejor idea para el futuro que el de la Unión Europea a pesar de sus fallos y carencias. De ahí la importancia del triunfo de Emmanuel Macron.

En realidad Macron es una incógnita, un hombre sin partido, que ha creado una movimiento de apoyo a su alrededor, sin embargo su apuesta es clara por la Unión Europea y eso en si mismo es un valor. Por eso está recabando y obteniendo el apoyo de socialistas y republicanos. Y por eso resulta imperdonable que los militantes y simpatizantes de "Francia insumisa" el grupo de Mélenchon hayan optado por la abstención o el voto en blanco. Lo que está en juego este 7 de mayo no es solo el futuro de Francia sino el de Europa.

OTR Press

José Luis Gómez

¿Volverá el pacto fiscal?

por José Luis Gómez

Carmen Tomás

Más vale tarde

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Robar a manos llenas

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies