El encuentro

Publicado 24/02/2017 8:00:29CET

MADRID, 24 Feb. (OTR/PRESS) -

Pues ya sabemos que Mariano Rajoy ha movido ficha y de ahí su encuentro secreto con Carles Puigdemont. En realidad, Rajoy lleva moviendo ficha, aunque tan sigilosamente que no se nota, desde que comenzó la legislatura cuando encargó a Soraya Saenz de Santamaría que se dispusiera a pasara buena parte de su tiempo a desbloquear el problema catalán. Desde entonces la vicepresidente raparte su tiempo entre Barcelona y Madrid.

Al mismo tiempo se han multiplicado los contactos entre el Ejecutivo con la personas representativas de la sociedad catalana. Y a lo que cuentan los hombres de Unió, ya saben Duran Lleida, Jordi Casas, Joseph Sánchez Llibre, etc, discretísimamente están ayudando a ese acercamiento.

El problema de fondo es que los antiguos convergentes, que ahora ya saben que se autodenominan Partido Demócrata Catalán, no quieren hablar de nada que no sea el reférendum de autodeterminación. Así que esas declaraciones de Artur Mas apuntando que podía haber una vía intermedia entre el referéndum y el inmovilismo fueron poco más que un brindis al sol. Mas ahora se desdice de lo que dijo y no solo eso, según ha trascendido en el encuentro secreto entre Rajoy y Puigdemont quedó claro que para este último nada le importa salvo el referéndum.

Ya sabemos que a Rajoy no le gustan las estridencias ni estar todo el día dando explicaciones de lo que hace o deja de hacer, por eso mismo parece que no hace nada, lo que en el caso de Cataluña supone un déficit en su haber.

En mi opinión los ciudadanos tenemos derecho a saber que hace el Ejecutivo para resolver un problema tan preocupante como el desafío de los partidos independentistas catalanes. Mariano Rajoy cree que si actúa con discreción y cautela hay más posibilidades de éxito en el resultado final, pero lo cierto es que tanta cautela y discreción terminan pareciendo que el Gobierno no hace nada y su presidente se fuma un puro. Además en democracia los ciudadanos tenemos derecho a saber que hacen nuestros gobernantes.

Al Gobierno Rajoy le ha faltado, eso que dicen los modernos, un relato respecto a Cataluña pero sobre todo explicarnos a los ciudadanos que viene haciendo para resolver el problema.

Por lo pronto ya nos hemos enterado que al presidente de la Generalitat no le interesa hablar de sanidad, educación, infraestructuras, inversiones, etc, sino solo del referéndum del autodeterminación. Es bueno que sepamos donde esta cada cual para que nadie se lleve a engaño. De manera que hay que exigir a Mariano Rajoy que nos mantenga informados a los ciudadanos. Cuanta más información, mejor. Vamos, digo yo.

OTR Press

Fermín Bocos

Rajoy pisa fuerte

por Fermín Bocos

Luis Del Val

Chulería continuada

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

La manada

por Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies