Un inconveniente

Publicado 28/06/2017 8:00:24CET

MADRID, 28 Jun. (OTR/PRESS) -

No conozco a ningún político, a ninguno, al que no le incomoden los periodistas y lo que supone una prensa independiente y por tanto libre. Naturalmente saben que sin prensa libre no hay democracia pero saberlo no hace que los periodistas críticos les gusten más. Todo lo contrario. En realidad para los políticos los periodistas somos un inconveniente más o menos llevadero.

Por otra parte la mayoría de los partidos intenta mediatizar a los periodistas de diversas maneras, claro que también en ocasiones hay periodistas que, consciente o inconscientemente se convierten en correas de trasmisión entusiastas del partido de su preferencia. Todo esto viene a cuento a raíz del acuerdo de los grupos parlamentarios para cambiar el sistema de elección del Director General de RTVE y los miembros de su Consejo de Administración.

Hace unos días aplaudían ufanos el acuerdo conseguido amen de hacer declaraciones campanudas diciendo que ahora sí que se va a garantizar la independencia de la tele pública.

Siento decirlo pero no me termino de creer que eso vaya a suceder. Todos los partidos gobernantes han metido las manos en RTVE y todos han nombrado a periodistas de su confianza. No ha habido jamás, repito, jamás, en la historia de RTVE una etapa donde el partido gobernante de turno no haya intentado mover los hilos a su favor. A veces no hace falta siquiera llamar por teléfono y dar órdenes basta nombrar a aquellos que son sus afines. Eso sí, siempre ha habido periodistas, que fuera cual fuera su cometido han hecho su trabajo con independencia y honradez.

En la larga historia de RTVE ha habido en los segundos escalones, directores tanto en la tele como en la radio que han tenido cierta vergüenza torera y han intentado no hacer totalmente caso a los mandamases de turno. Pero son excepción.

Eso sí, hay quien cree que cuando han mandado los "suyos" la tele ha estado mejor. A veces confundimos la verdad con nuestra verdad. Por ejemplo el PSOE pone como ejemplo la RTVE de la etapa durante la que fue presidente de Gobierno Rodríguez Zapatero, pero no fue así, más bien todo lo contrario, lo que no quita que hubiera profesionales que cumplieron con creces haciendo su trabajo de manera independiente.

Porque insisto, en RTVE siempre ha habido profesionales tan valiosos e independientes como valientes que han hecho su trabajo con rigor y honradez. Eso sí, los que mandan en cuanto pueden les cortan las alas. Y eso ha pasado tanto con gobiernos socialistas como con gobiernos del PP. Así que a la gente del PSOE más les valdría ser un poco más modestos a la hora de ponerse como ejemplo.

En realidad la independencia de un medio no la garantizan los políticos sino los propios periodistas. Esa es nuestra responsabilidad, defender la libertad de expresión y la independencia en el ejercicio de nuestro trabajo. Para eso es importante que las asociaciones profesionales funcionen (hay que reconocer que lo están haciendo mejor que nunca) y amparen a quienes se sientan amenazados, denostados, perseguidos, castigados, etc, por ejercer el periodismo con libertad.

Por eso el futuro de RTVE no va a depender del método de elección de Director General sino de los propios trabajadores. A ellos es a quienes hay que mirar y en quien debemos poder confiar. Son ellos y no los políticos los garantes de la independencia de RTVE. Cuando los políticos meten las manos en los medios todo se va al traste.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies