"Una ley a título de inventario"

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Escaño Cero

"Una ley a título de inventario"

Publicado 08/11/2016 8:00:13CET

MADRID, 8 Nov. (OTR/PRESS) -

La muerte por ingesta de alcohol de una niña de apenas trece años ha puesto de manifiesto algo que no era ningún secreto: que en España no se cumple la ley contra el botellón.

Y me parece a mi que es urgente abordar el inmenso drama que supone que una cría pierda la vida a causa del alcohol precisamente porque han fallado todos los controles.

Por lo pronto ha dimitido el jefe de la policía local del lugar donde ha acaecido el lamentable suceso. Pero además de esta dimisión me parece a mi que el problema del alcohol debe de ser abordado de manera inmediata por las instituciones y dirigentes políticos amen de por la sociedad en su conjunto.

Que salir a beber compulsivamente se haya convertido en un hábito fuertemente arraigado entre los más jóvenes revela la cara oculta de nuestra sociedad. Y es que lo primero que hay que preguntarse es por qué. Sí, por qué tantos adolescentes y jóvenes parecen no tener mas estímulo que salir a beber con sus amigos.

En segundo lugar hay que hacer efectiva la ley antibotellón. Para empezar resulta sorprendente que muchos ayuntamientos han acotado zonas para que los jóvenes se reúnan a beber. Esto ya es en sí mismo un auténtico disparate. Y en segundo lugar o las policías municipales hacen la vista gorda o sencillamente no acuden a los lugares donde se sabe que los críos se reúnen a beber y seguramente si esto pasa es porque sus jefes políticos, es decir alcaldes y concejales de seguridad de los ayuntamientos, prefieren mirar hacia otro lado no vaya a ser que queden como "carcas" si se atreven a poner coto a esas reuniones de jóvenes cuyo fin primordial es beber.

Falla la educación que reciben nuestros hijos, educación que impartimos padres y educadores pero también el resto de la sociedad, donde la televisión tiene un papel primordial.

Falla una sociedad en la que se educa con ausencia de valores y desde luego de responsabilidades, donde se habla de derechos pero poco de deberes, donde prima el hedonismo más primario. Y fallan estrepitosamente unos políticos, tanto de derechas como de izquierdas, que nunca se han preocupado de la agenda cultural. La cultura siempre ha quedado fuera de sus preocupaciones.

Y la cultura, es decir, leer un libro, ir al teatro, al cine, a un concierto, a una exposición, etc, debería de formar parte del ocio de nuestros hijos a través de precios asequibles pero sobre todo de prestigiar el hecho cultural.

Ahora que las Cortes han comenzado su nueva andadura no estaría de más que alguna de sus señorías lleve a la agenda política del Parlamento el debate y la reflexión de qué hacer y cómo hacer para que la ley antibotellón deje de ser papel mojado pero sobre todo ara abordar el problema que supone que para muchos jóvenes su principal diversión sea emborracharse.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies