"No hay Europa sin Grecia"

Publicado 22/01/2015 12:00:24CET

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

Este fin de semana los griegos acudirán a las urnas mientras crecen las advertencias de políticos europeos sobre las consecuencias que para Grecia pueden resultar si sus ciudadanos deciden que gobierne Syriza.

Se les amenaza con dejarles fuera del euro y de paso de la UE.Y todo porque Alexis Tsipras el líder de Syriza viene repitiendo algo tan razonable como que quiere restructurar la deuda de su país. No ha dicho que no vaya a pagarla, solo que pretende hacerlo en otras condiciones para que sus conciudadanos no continúen sumidos en la miseria a las que les han condenado desde Bruselas y el FMI.

Syriza defiende que es necesario que desde la Unión Europea se impulsen otras medidas económicas, en definitiva alza su voz contra el pensamiento único. Y lo cierto es que en los últimos años en la Unión Europea se ha hecho lo que Alemania ha querido y decidido que no ha sido otra cosa que lo que venía bien a los intereses alemanes pero en ningún caso al de otros países europeos.

La política de austeridad extrema impuesta por Alemania ha dejado un reguero de miseria en los países del sur. Hoy muchos ciudadanos del sur de Europa son más pobres no solo a consecuencia de la crisis si no de las medidas impuestas para afrontar esa crisis, amen de haber visto recudido el Estado del bienestar.

Naturalmente la propaganda de los poderosos funciona y llevamos años escuchando que fuera de lo que dice Alemania no hay salvación de manera que cuando un partido como Syriza dice que las cosas se pueden hacer de manera diferente, desde Bruselas y Berlín se revuelven atreviéndose a amenazar con la expulsión de Grecia del euro y de la UE.

La verdad es que la Unión Europea sin Grecia sería menos Europa. Y es que no podemos comprender lo que somos los europeos sin Grecia. Somos hijos de la democracia griega, de la Filosofía, el arte, el teatro, etc. Somos deudores del mundo greco-latino. De manera que una Unión Europea sin Grecia sería tanto como renunciar al alma, a la esencia de lo que somos.

Yo no sé quién obtendrá la victoria en las elecciones pero si sé que Europa tiene el deber de ayudar a Grecia si quiere seguir siendo ella misma, si quiere mantener el sueño europeo.

Ya he escrito en otra ocasión: si yo fuera griega votaría a Syriza. La razón es muy simple, no confiaría en ninguno de los partidos que han llevado a Grecia a la ruina de manera que apostaría por un partido con las manos limpias y con un proyecto para sacar al país de la tragedia económica en la que está inmerso.

En todo caso sería inaceptable que los países de la Unión Europa no aceptaran el resultado democrático de unas elecciones democráticas. Esa es una línea roja que los ciudadanos no podemos permitir que los gobernantes de la UE traspasen en nombre de la economía.

OTR Press

Antonio Casado

El rescate de Cataluña

por Antonio Casado

Esther Esteban

Matar periodistas

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Tormenta perfecta

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies