"Peor que errores".

Publicado 17/03/2015 12:00:11CET

MADRID, 17 Mar. (OTR/PRESS) -

En política hay errores que marcan para siempre. Por ejemplo el de "Podemos" al decidir no alinearse en el Parlamento Europeo con quienes piden al régimen de Venezuela libertad para los opositores políticos encarcelados, libertad de expresión y garantías democráticas.

No sé, si como sus adversarios aseguran, Podemos tiene algo que agradecer al régimen chavista, pero si no es así esa actitud ambigua, de comprender lo incomprensible de un régimen que no es un modelo de democracia, sin duda les perjudica.

Y es que hay cuestiones en las que no hay matices, o se está a favor de la libertad y la democracia o no se está, y desgraciadamente Venezuela no tiene un régimen con garantías democráticas.

Pero el error no es solo de Podemos, también de Izquierda Unida que igualmente se negó a que su voto en el Parlamento Europeo pudiera llegar a considerarse una condena al Gobierno de Maduro.

Las excusas que han dado los dirigentes de ambas formaciones, Pablo Iglesias y Cayo Lara, no es que no sean convincentes es que presumen que los ciudadanos no estamos enterados de lo que sucede en Venezuela, y que no somos capaces de ver la realidad de aquél país donde a los opositores al régimen se les encarcela con acusaciones disparatadas habituales de los de regímenes totalitarios.

En filas del PP también se vienen cometiendo errores monumentales que van a tener efecto en los electores.

Les confieso que no salgo de mi asombro ante el discurso zafio del Delgado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que se ha atrevido a decir que no le gusta Ciudadanos porque es un partido catalán y no quiere que Andalucía pueda ser gobernada por catalanes, y que el líder de Ciudadanos se llama Albert. Además el señor Sanz dijo esto delante del candidato del PP a presidir el gobierno andaluz, sin que a este se le moviera una ceja y le desautorizara inmediatamente.

Sinceramente no me explico que a estas horas Antonio Sanz no haya sido ya relevado como Delegado del Gobierno en Andalucía.

El señor Sanz ha dejado corto a Artur Mas y a Oriol Junqueras en sus desvaríos nacionalistas.

Es lo que tienen las campañas electorales, que hay cosas que suman y otras que restan. Y resulta insoportable que partidos que se presentan como regeneradores de nuestra democracia, como es el caso de Podemos e Izquierda Unida, no condenen un régimen como el chavista que esta llevando a miles de ciudadanos al exilio, que encarcela a sus opositores, y que está empobreciendo el país, entre otras cosas por su incompetencia.

De la misma manera que supone un agravio a los catalanes que el Delegado del Gobierno en Andalucía afirme que no quiere que un catalán gobierne Andalucía. El tal Sanz además de agraviar a los catalanes insulta a la inteligencia del resto de los españoles. Insisto, la dirección del PP debería de enviar a este señor a su casa y el ministro del Interior debería de cesarle como Delegado del Gobierno cuanto antes.

Lo crean o no este tipo de errores influyen y mucho en el ánimo de los electores. Para mucho simpatizantes y potenciales votantes de Podemos la actitud complaciente de sus líderes con el régimen chavista es harto sospechosa. De la misma manera que la zafiedad de las manifestaciones del señor Sanz son imperdonables.

Estos dos errores son una manera de perder votos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies