'PSÁNCHEZ'

 

'PSÁNCHEZ'

Contador
Publicado 20/06/2017 8:00:24CET

MADRID, 20 Jun. (OTR/PRESS) -

Nunca un secretario general del PSOE ha tenido tanto poder como el que ha conseguido Pedro Sánchez en el recién clausurado 39 congreso de su partido a pesar de que el treinta por ciento de los delegados se abstuvo.

Aún así, Pedro Sánchez ha puesto en marcha un partido a su medida en el que nadie pueda contrariarle y mucho menos descabalgarle. Ha impuesto un nuevo modelo de organización sin que nadie se atreviera a rechistar seguramente porque la familia socialistas aún está conmocionada por el enfrentamiento fraticida vivido en los últimos meses y sobre todo por la victoria sin paliativos del propio Sánchez.

Se nota un cierto temor entre quienes no estuvieron con él, tanto que nadie se atreve a rechistar y prefieren dar por bueno todo lo que su secretario general proponga y disponga. Así, la mayoría de los asistentes al congreso ha hecho de tripas corazón asumiendo incluso esa propuesta de que España es un "Estado plurinacional", algo que habían rechazado reiteradamente.

La cuestión de fondo es cómo va a gestionar Pedro Sánchez tanto poder como ahora tiene en su organización. No cabe duda de que en el PSOE de Sánchez nadie se moverá por temor a no salir en la foto. Pero sobre todo la falta de equilibrios internos, de contrapesos, hace imposible que haya un cauce para la sana discrepancia.

A partir de ahora mismo Sánchez y su ejecutiva de exclusivos afines (Patxi López es una anécdota) pondrán en marcha en el PSOE no solo una nueva manera de funcionar sino también nuevas políticas encaminadas a reconquistar el voto perdido que hoy reposa en Podemos.

Sin duda del congreso socialista salen propuestas políticas interesantes y otras que son el germen de problemas, como el de definir a España como un "Estado plurinacional", pero lo que desde luego no sale del congreso es un partido unido, sino un partido dividido donde Sánchez y los suyos van a imponer su "pax romana" al resto.

Se masca un estilo prepotente entre algunos de los nuevos dirigentes y el alicaimiento de los perdedores.

Susana Díaz ha perdido tanto fuelle que ahora mismo no es capaz de representar al sector perdedor, que no por perdedor es poco numeroso, no olvidemos que Sánchez gano las primarias con poco más de la mitad de los militantes socialistas pero ni mucho menos arrasó y que ahora un treinta por ciento de los delegados al 39 congreso tampoco le han votado. Ese sector ahora está huérfano, tanto que se les ve tan rendidos como desconcertados y sobre todo sin nadie que les represente.

El PSOE que ha salido del Congreso más que el PSOE es el 'PSÁNCHEZ'... Veremos si es para bien.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies