Vencedores y vencidos

Publicado 12/06/2018 8:00:24CET

MADRID(OTR/PRESS)

En un Estado de Derecho si alguien se salta la Ley, si intenta dar un "golpe" contra la Constitución, lo lógico es que las herramientas democráticas del Estado de Derecho se impongan a los que han intentado subvertir el orden constitucional. Es decir, tiene que "vencer" el Estado de Derecho y tienen que "perder" o ser "vencidos" quienes han pretendido perpetrar el "golpe" contra la Constitución. De manera que ni comprendo ni comparto las declaraciones de la ministra Meritxell Batet al 'Periódico de Cataluña', afirmando que en el conflicto catalán no puede haber ni vencedores ni vencidos.

La señora ministra de Administración Territorial no debería de olvidar que no hay día en que los actuales responsables del independentismo y de la Generalitat no digan que se niegan a a desechar el referéndúm, a todas luces ilegal, del 1 de octubre y a las leyes de desconexión con España. Y si esto no fuera bastante la señora ministra también debería de tener en cuenta que los independentistas están persiguiendo, sí persiguiendo, a todos aquellos que no piensan como ellos.

La frase de la ministra Batet ha sido esta:"En Cataluña no puede haber ni vencedores ni vencidos. Es una mala aproximación querer vencer al contrincante, ganar o que él se rinda. No es el objetivo del Gobierno ni de su Presidente". Así que los ciudadanos quedamos a la espera de una explicación. Las declaraciones a 'El País' de la Vicepresidenta Carmen Calvo sobre el problema catalán han sido más medidas y sobre todo contundentes. Carmen Calvo no ha dejado lugar a dudas de que el Gobierno hará cumplir la Constitución y no se ha andado con medias tintas. La vicepresidenta lo mismo que el ministro de Exteriores Josep Borrell parece que tienen las cosas claras mientras que la ministra Batet muestra una ambigüedad preocupante.

Nadie niega que es conveniente que se restablezca el diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat, y que hay que buscar una solución al problema, pero es de esperar que esa solución pase porque quienes han intentado dar un "golpe" y tienen comportamientos antidemocráticos no salgan vencedores en su pulso contra el Estado.

Por otra parte, resulta escandaloso que los partidos de izquierda, el primero el PSOE, prefieran obviar que el actual inquilino de la Generalitat tiene una ideología supremacista y racista. Y que un individuo así sea presidente de la Generalitat y la mitad de la sociedad catalana lo encuentre normal es una anomalía.

Es comprensible que la señora ministra quiere hacer "guiños" a los sectores independentistas pero no debería de perder de vista algunas lecciones de la Historia. La política del "apaciguamiento" suele ser pan para hoy y hambre para mañana. El problema catalán solo se resolverá dejando claro a los independentistas que la soberanía nacional reside en todos los ciudadanos que en este país somos y que por tanto la independencia no es posible. De todo lo demás se puede hablar pero siempre en el marco de la Constitución.

Contador
 

OTR Press

Esther Esteban

Cuerpo a tierra en el PP

por Esther Esteban

Pedro Calvo Hernando

Alberto la lía y Pedro se consolida

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

La orfandad del PP

por Fermín Bocos