El crédito de Matas.

Actualizado 10/04/2010 14:00:41 CET

MADRID, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

"Que suerte tiene Jaume Matas, a él los bancos le prestan dinero para pagar su fianza y a nosotros, los pequeños empresarios que luchamos para salir de la crisis, los bancos no nos dan un duro". Esta frase la escuchaba hace un par de días en una radio de la Comunidad Valenciana. Era la queja de un pequeño empresario que llamaba a una emisora escandalizado por la facilidad con que el ex presidente balear ha conseguido que un banco valenciano le prestara parte del dinero que el juez le había fijado de fianza. Este empresario relataba sus problemas para salir adelante y a su llamada le siguieron otras muchas en la misma dirección.

Y la verdad es que estos oyentes tienen razón. ¿Es tan fácil conseguir que un banco preste o avale con un millón y medio de euros? ¿Cuántos pequeños y medianos empresarios habrán acudido al banco, a ese banco, pidiendo pequeños créditos para salvar sus negocios y sin embargo se los niegan? ¿Es justo que suceda así? La respuesta, naturalmente, es que no es muy normal que en una época de crisis un banco avale con tanto dinero tan fácilmente. Como no lo es que, al parecer, la Caja de Arquitectos también haya colaborado en la operación con otro millón y medio.

Vaya por delante que Jaume Matas está en su derecho de buscar dinero para pagar la fianza y no ir a la cárcel y que no es eso lo que está en cuestión, sino la facilidad con la que el banco le ha dado el dinero, mientras, seguramente, se lo niega a los ciudadanos de a pie que en esta etapa de crisis carecen de liquidez para sacar adelante sus negocios. Por no hablar de quienes pierden sus pisos porque no pueden pagar la hipoteca o a los que se les niega un crédito para una reforma en su casa, la compra de un coche o dar respuesta a un imprevisto.

Pero resulta que el señor Matas tiene buenas relaciones con la entidad bancaria que le avala, relaciones vía familiar, vía negocios o vía vaya usted a saber, y a pesar de que la Justicia le pisa los talones y que su partido se ha desentendido de él, el ex presidente balear tiene la inmensa suerte de encontrar dinero hasta debajo de las piedras, en este caso del Banco de Valencia.

Me pregunto si el banco que tan generoso ha sido con Jaume Matas lo será de ahora en adelante con todos aquellos ciudadanos que necesiten un crédito o un aval. Sería una vergüenza que no fuera así. Esa será la prueba del algodón de la entidad bancaria. En cuanto a la Caja de Arquitectos, creo yo que también deben una explicación. Un millón y medio de euros no se avalan a cualquiera, y me gustaría saber si esta Caja sería igualmente generosa con cualquier ciudadano que se acercara hasta ella. ¿A que va a ser que no?

OTR Press

Luis Del Val

Pasaje a Madrid

por Luis Del Val

Rafael Torres

La ley de la calle

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies