Que se expliquen.

 

Que se expliquen.

Actualizado 20/07/2010 14:00:58 CET

MADRID, 20 Jul. (OTR/PRESS) -

Yo no sé si los controladores aéreos tiene toda la razón, parte de la razón o ninguna razón, sólo sé que cada vez que organizan una huelga, ya sea a las claras o encubierta, provocan un grave perjuicio a cientos de miles de pasajeros.

Dicen los portavoces de los controladores que están agotados, que hacen jornadas extenuantes, que algunos terminan sufriendo de ansiedad y depresión. Si es así, es evidente que se necesita más personal, pero, mire usted por donde, ahí está el problema. Los controladores son los encargados de formar y dar el visto bueno a los nuevos controladores y como ellos se lo guisan y se lo comen al final no hay más controladores porque ellos mismos no permiten el acceso a los nuevos.

Ojo, naturalmente que hay que exigir que quienes se incorporan a una tarea de la relevancia de controlar el tráfico aéreo tienen que ser personas extraordinariamente preparadas, porque en sus manos esta la vida de millones de pasajeros. De manera que la formación de los controladores debe de ser todo lo exhaustiva que se deba, pero de ahí a que se vayan formando con cuenta gotas hay una diferencia.

También opino que quienes tienen tanta responsabilidad deben de estar bien pagados, algo que afortunadamente para ellos están los controladores españoles. Sin embargo, ahí están otro verano organizando un pequeño, o grande, según como se mire, caos aéreo al provocar retrasos y anulaciones de vuelos porque una parte de la plantilla está de baja por motivos médicos.

No sé, pero quizá el ministro de Fomento debería instar a la puesta en marcha de una comisión parlamentaria donde sus señorías, y por tanto el resto de España, puedan escuchar de primera mano las "razones" de los controladores y las razones de la Administración, para que de una vez por todas los ciudadanos de a pie sepamos que está pasando.

Aparentemente, los controladores están tomándonos a todos el pelo con una huelga encubierta precisamente en las fechas en que pueden hacer más daño. El ministro de Fomento, José Blanco, les ha aceptado el pulso y está dispuesto a judializar el conflicto y, desde luego, al día de hoy las simpatías están del lado del ministro, puesto que las víctimas, es decir los pasajeros, no entienden las razones que esgrimen los controladores.

Aun así, ya digo, sería interesante que una comisión parlamentaria investigara a fondo las razones de las quejas de los controladores, sería la manera de saber si tienen un poco de razón.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Ni Rajoy ni Puigdemont

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Patria

por Esther Esteban

Julia Navarro

Entre las sombras

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies