Sin novedad

 

Sin novedad

Actualizado 30/11/2007 1:00:31 CET

MADRID, 30 Nov. (OTR/PRESS) -

Los responsables, y propietarios, de las cadenas de televisión han respirado tranquilos. Les preocupaba lo que pudiera decirles la vicepresidente del gobierno a cuenta de los muchos programas-basura que emiten, cuyo momento culminante ha tenido como víctima a una mujer a manos de su pareja en uno de esos programas que ellos califican de "reality show". Entraron preocupados en Moncloa y salieron aliviados, porque su encuentro con María Teresa Fernández de la Vega, había sido sobre todo una puesta en escena en plena campaña electoral. La vicepresidente les pidió que asumieran cuatro compromisos sobre como tratar el tema del maltrato a las mujeres, y ellos aceptaron entusiastas. O sea que todo ha quedado en nada, mejor dicho en una foto.

Sin embargo el problema está ahí, y no es otro que el de que por ganar dinero vale todo, o al menos eso es lo que demuestran los mandamases de las televisiones en nuestro país. Los realities resultan baratos de producir, y explotar las miserias humanas da mucho de sí. De manera que asomarse a la pantalla de televisión es, en la mayoría de las ocasiones, asomarse a un espectáculo degradante. Pero vivimos en la sociedad del todo vale, de manera que nada o poco cambiará porque ni el gobierno es capaz de imponer un código de conducta a las televisiones ni éstas están por la labor de perder un euro a cuenta de las desgracias ajenas.

Así que las televisiones continuarán emitiendo en horarios de máxima audiencia series de dibujos animados en que los personajes son machistas, insultan a otros personajes, y proponen un modelo de convivencia donde no hay respeto a nada ni a nadie. Así que si los niños no les importan a los responsables de las cadenas, ni tampoco parecen estar entre las preocupaciones prioritarias del gobierno, el que se ponga en solfa la dignidad de las personas con esos realities shows pues tampoco va a quitar el sueño a nadie, más allá del hecho puntual de que si ocurre una desgracia, como el del caso Svetlana, entonces todos se ponen serios y aparentan que van a hacer algo, pero todos sabemos que nadie va a hacer nada. Hay quienes creen que a la hora de hacer negocio vale todo, incluido emitir basura, Y en eso están.

Julia Navarro.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Juana no está en mi casa

por Charo Zarzalejos

Luis Del Val

Malala en Oxford

por Luis Del Val

Francisco Muro de Iscar

Universidades sin prestigio

por Francisco Muro de Iscar

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies