La inflación se desboca

Actualizado 30/11/2007 1:00:32 CET

MADRID, 30 Nov. (OTR/PRESS) -

La inflación española se dispara. El indicador adelantado del Indice de Precios de Consumo Armonizado sitúa su tasa anual en el 4,1 por 100. En un mes, el nivel general de precios ha aumentado en medio punto y todo apunta a que mantendrá su tendencia alcista en los próximos meses. En román paladino, esto significa que el poder adquisitivo de los salarios, la renta disponible de los ciudadanos se reduce. Los bienes y servicios, la famosa cesta de la compra es cada vez más cara para los consumidores españoles. La combinación de una inflación al alza y un crecimiento a la baja plantean un horizonte sombrío para la economía española.

En un escenario de presiones inflacionistas al alza en el conjunto de la Eurozona y, muy especialmente, en Alemania, el Banco Central Europeo va a tener serias dificultades para no elevar los tipos de interés. Su misión es mantener la tasa de inflación por debajo del 2 por 100 y conseguir este objetivo va a ser imposible sin un endurecimiento de la política monetaria. Desde esta óptica, las expectativas de descensos en el precio del dinero en Europa se han quebrado. Ahora, la cuestión es cuándo el instituto emisor decidirá encarecer el dinero. Si no lo hace, la inflación se va a desbocar y el BCE perderá toda su credibilidad. No veo a los banqueros de Frankfurt suicidándose.

Por lo que se refiere a España, la evolución de la inflación, su descontrol pone de manifiesto la incapacidad del gobierno y, en concreto, del responsable del área económica, Sr. Solbes, para atajar el "desmadre" inflacionista. Su singular estrategia de "laissez faire, laissez paser" ha embalsado los problemas de fondo de la economía española. Ahora, la proverbial inacción del Vicepresidente económico pasa factura. Si Zapatero quiere convertir a Solbes en uno de sus activos electorales, lo tiene crudo. La credibilidad del Vicepresidente se ve tozudamente negada por los hechos. En cuatro años, el gabinete socialista ha vivido en la autocomplacencia y no ha puesto en marcha ninguna medida que sirva para evitar el despegue de la inflación o, al menos, para paliar sus efectos. Esta actuación resulta dramática para un país con una vulnerabilidad tan alta a una trayectoria alcista de las tasas de interés.

Lorenzo Bernaldo de Quirós.

OTR Press

Isaías Lafuente

Lógica aplastante

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Misioneros por el mundo

por Francisco Muro de Iscar

Julia Navarro

El arte de mentir

por Julia Navarro

Rafael Torres

Independencia F.C.

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies