La inflación se dispara

Actualizado 02/11/2007 1:00:44 CET

MADRID, 2 Nov. (OTR/PRESS) -

La inflación va para arriba y la creación de empleo comienza a desacelerarse. El IPC se disparó en el mes de septiembre y no sólo por los precios de la energía y de los alimentos. Si se quitan estos dos componentes, se obtiene lo que los economistas llaman inflación subyacente, la que tendríamos aunque el petróleo y la leche no se hubiesen encarecido. Pues bien, esta también ha subido lo que refleja la persistencia y gravedad del problema inflacionista. Por desgracia, las cosas no van a mejorar. Todas las proyecciones indican que la inflación interanual cerrará el año en el 4 por 100 o muy cerca de él. El panorama económico comienza a ser inquietante. De aquí a las elecciones, el PSOE no va a tener buenas noticias por ese lado.

Si tenemos una inflación más alta que las de nuestros socios de la Eurozona, nuestros bienes y servicios se encarecen y perdemos eso que se llama competitividad. Al mismo tiempo, las pensiones han de ajustarse al nuevo nivel general de precios lo que aumenta el gasto público. Además, las cláusulas de revisión salarial se activan, para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo, pero los costes laborales suben lo que también nos hace ser menos competitivos. Por eso, la inflación es mala y, en España, va cada vez peor. El gobierno no ha hecho ninguna reforma para flexibilizar la economía para que la competencia sea más intensa y, en consecuencia, sea más complicado subir los precios.

El escenario es peor porque en la Eurozona la inflación tampoco va bien. En concreto se ha elevado en Alemania y las previsiones es que esa tendencia se mantenga en los próximos meses. Si esto sucede, el Banco Central Europeo va a tener una presión muy fuerte para que incremente los tipos de interés. Si esto sucede, España se va a ver muy castigada aunque el alza del precio del dinero sea suave. Las familias están muy endeudadas y tienen cada vez más problemas para llegar a fin de mes. Una subida adicional de tipos afectaría de manera sensible al consumo y acentuaría la desaceleración de la actividad.

Lorenzo Bernaldo de Quirós

 

OTR Press

Rafael Torres

La mala obra pública

por Rafael Torres

Luis Del Val

Si un hijo mío

por Luis Del Val

José Luis Gómez

Emigrantes e inmigrantes

por José Luis Gómez