Blanco de las críticas

Actualizado 21/08/2009 14:00:30 CET

MADRID, 21 Ago. (OTR/PRESS) -

Cuando don José Blanco hacía de policía malo del PSOE para que resaltara todavía más el papel de policía bondadoso de Zapatero, algunos socialistas cercanos a la revista Temas se ponían de los nervios por el desparpajo, a veces burdo, con que envolvía sus declaraciones, y la pasmosa facilidad para desgranar alguna que otra falacia, sin que se le moviera un músculo. Pero el ciudadano Blanco nunca habló para intelectuales numerarios o supernumerarios, sino para ese sector de la población que, llegado el día, aunque tenga que taparse la nariz o perder la memoria, votará al candidato socialista.

Su arribo al ministerio de Fomentó llegó cargada de alguna que otra malévola expectación. De partida, no era difícil superar la labor de su antecesora, tan antipática como prepotente, pero el nuevo ministro demostró desde el primer momento que sabía dónde se encontraba. En un país donde se confunde con frecuencia la politiquilla con la política, y el interés del Estado con los intereses partidistas, el señor Blanco demostró enseguida que conocía la diferencia entre ser secretario de organización de un partido para lo que hay que ser más forofo que nadie, y desempeñar el cargo de ministro de un Gobierno que tiene que administrar, no sólo para los que le han votado, sino para todos los que forman el padrón.

Tuvo reflejos suficientes para desempeñar el papel de manera brillante, y se ha mostrado sólido, sensible, y con capacidad de reacción, virtudes que no les sobran a otros compañeros y compañeras. Blanco, junto con Rubalcaba, forma parte del núcleo duro del Presidente, y eso crea alarmar entre meritorios y pelotas. Llega el momento en que, antes de acostase, deberá sacar con cuidado los puñales que sus conmilitones le hayan clavado en la espalda a lo largo de la jornada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies