Cobardes con el fútbol.

Actualizado 07/05/2013 14:00:19 CET

MADRID, 7 May. (OTR/PRESS) -

Todos los gobiernos, tanto del PSOE como del PP, han sido consentidores y timoratos con el fútbol profesional, o, por no andar con eufemismos, tremendamente cobardes.

La mayoría de los clubes profesionales pasaron a ser sociedades anónimas, con lo que están sujetas a las leyes mercantiles y fiscales como cualquier otro negocio... aparentemente. Los listillos que abundan en el fútbol, los que no tienen nada que ver con los jugadores y lo que sucede en el campo, se ampararon en su proyección social para enjugar las pérdidas. Es decir, aplicaron la técnica ausente de vergüenza de embolsarse los beneficios y, en el momento de las pérdidas, acudir a que las autonomías o los ayuntamientos respaldaran sus despilfarros. A mí me parece muy bien que a los jugadores profesionales se les paguen cantidades exorbitantes, porque no tengo nada que oponer a los contratos privados. Ahora bien, si esos despilfarros, y esas cantidades que bordean la obscenidad, se sufragan con nuestros impuestos, entonces es que los contribuyentes no ya solo tenemos que pagar a escote el tren de vida de los directivos, sino que también contribuimos a abonar esos fichajes de cantidades millonarias.

La Agencia Tributaria, que persigue hasta la frontera a cualquier español que haya dejado de pagar una multa de 100 euros, mantiene una calma insultante ante los 700 ¡millones! de euros que le deben los clubes de fútbol. Y hay otras deudas que, en total, llegan casi a los ¡4.000 millones de euros!

En estos momentos, una mujer que cobra una miserable pensión, y debe atender a un marido con alzheimer, se ha quedado sin ayuda a la dependencia, pero los caciques del fútbol siguen debiendo dinero. Esto ya no es cobardía, esto es complicidad culposa con los sinvergüenzas y la muestra de una miseria moral insoportable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies