Luis Del Val.- Global, pero menos

Actualizado 22/05/2007 2:00:29 CET

MADRID, 22 May. (OTR/PRESS) -

Mientras aquí nos disponemos a cambiar la composición de nuestros municipios, dentro de una bendita normalidad, por fuera arde el odio, y el crimen se justifica a través de la extravagancia de la guerra.

Acabo de llegar de la Feria del Libro de Panamá, donde España era el país invitado, y allí me he encontrado con un Javier Reverte, que ha dado la vuelta al mundo, ha estado dos veces a punto de perder la vida en el intento, y no sé si más lúcido o más escéptico, ha dicho en un coloquio: "En la guerra pierden todos. Unos pierden la vida, los otros, la dignidad".

La aldea global siempre está llena de conflictos, de la misma manera que en una ciudad no todos los hogares disfrutan de la paz, pero cuesta acostumbrarse. Es más, de los rencores familiares de los vecino no solemos tener noticias, pero de los crímenes de la guerra disponemos de puntual información, fotografías como documentos y relatos como actas notariales. Los desastres son tan cotidianos, tan regulares, tan frecuentes, que los observamos con la acostumbrada indiferencia de la llegada del autobús. Ahora llega el autobús, dentro de un momento vendrá la noticia de los muertos de la guerra. ¿De qué guerra?¿Irak, Afganistán, Líbano? ¿O son terroristas turcos, armenios, chechenos, colombianos, argelinos...? Por no hablar de las terribles matanzas africanas que, por una cuestión de modas -hasta en los conflictos bélicos hay modas- no se lleva comentarlos esta temporada.

Tomas un avión en cualquier punto del mundo y te puedes trasladar al otro extremo. Pero el conflicto lejano sigue siendo lejano. Es más global el dinero que la solidaridad. La economía traspasa el planeta de lado a lado, a lomos de una Bolsa, de una OPA o de una fusión. Las emociones, en cambio, siendo patria universal, las reservamos para cuestiones puntuales, y la mayoría de las veces no van más allá de nuestro barrio La aldea global es grande u nosotros seguimos siendo pequeños.

Luis Del Val.

www.luisdelval.com

OTR Press

Charo Zarzalejos

Todos hemos perdido

por Charo Zarzalejos

Isaías Lafuente

El rector mudo

por Isaías Lafuente