Ana Obregón, culpa a Darek de la crisis económica

Actualizado 20/06/2009 14:00:25 CET

MADRID, 20 Jun. (OTR/PRESS) -

Ana Obregón sigue empeñada en vendernos la imagen de una mujer "super happy". Cómo se nota lo que larga cuando hay "parné" de por medio. La polifacética woman se presentó como imagen de unas cápsulas bronceadoras, y como buena profesional llevaba en su cabecita un esquema muy clarito de todo lo que nos iba a espetar a los periodistas que aguardábamos su llegada desde las siete de la tarde en plena casa de campo.

La estrella del colorín llegó enfundada en un estrechísimo vestido azul celeste, (no le cabía ni un grano), subida en unos tacones de doce centímetros y ultra bronceada. Entre otras cosas, porque acaba de llegar de Ibiza donde ha estado con su nuevo maromo a bordo de un barco disfrutando de la "dolce vita", que para eso es Ana Obregón.

"Darius es un buen amigo y quiero que sepáis que me ha dolido mucho que me hayáis pillado en el barco. Ahora no puedo decir que no le conozco porque es evidente que le conozco, además ya sabéis que yo con mi vida soy muy reservada". Si en ese momento me dicen que sacan la cámara oculta no me habría inmutado, habría comprendido que se trataba de una bromita más de la Obregón. ¡Qué morro le echa al asunto!.

Aprovechó para desmentir que haya comprado un apartamento en Londres, ciudad en la que vive su nuevo amor, el futbolista Darius Hendeson de 27 años, que para más INRI se llama igual que su ex, (yo sigo pensando que Darek revoluciona más y mejor las feromonas).

Dice que es feliz y que está muy contenta con su nueva vida; ¿pero de qué nueva vida habla? (que yo sepa sigue dándose sus masajes, comprando en la milla de oro de Madrid y haciendo gala de sus fantasiosas declaraciones A no ser que se le haya roto una uña o un tacón de su colección de 'manolos', la verdad no lo entiendo). Ella está segura de que su nuevo amor no le va a jugar una mala pasada porque este es un caballero y el otro no.

Se lamenta de su romance con Darek (por cierto ya no pronuncia su nombre), nos adelantó que le ha quitado la demanda por la que le reclamaba judicialmente los 60.000 euros que invirtió en su relación con el modelo. "Yo no firmé ningún documento con él, siempre pensé que me devolvería lo que le presté. Estar con esta persona ha sido la mayor equivocación de mi vida, cometí un error muy grande. Por ello han sufrido mucho mis padres y mi hijo, me siento culpable y les he pedido perdón. En esa relación me entregué al cien por cien, me anulé a mi misma y no quise trabajar en nada para dedicarme solo a él. Es evidente que en este caso existía una compra-venta de sentimientos, pues lo asumo y ya está, pero esto no me volverá a pasar".

Por otra parte, Obregón no aparca la demagogia ni por un segundo y hace un llamamiento para que su ex no acuda a ningún plató de televisión porque "con la crisis que hay en España es vergonzoso que a este señor se le pague por ir a hablar de mi". Pero ¿qué tendrá que ver la crisis con que una cadena privada le pague a un "ex" cualquiera?. Total si no es Darek, bien podría ser Lecquio ¿qué más da?, ese es un presupuesto cerrado de programa destinado a invitados que se distribuye según convenga y punto.

Anita, es mejor que no te metas en esos jardines y no mezcles la crisis que sufren cuatro millones de parados con tu mundo de color y fantasía. Eso es desfachatez y lo demás son tonterías.

Por otro lado, reconozco su actitud optimista con los asuntos del "cuore", y lo que más me divierte de ella es ver como se liga a "macizos guapísimos" que por su físico parecen inalcanzables y consigue ser la envidia de "ellas" (me incluyo con Darek y me excluyo con Darius) y de "muchos". De vez en cuando sus "fantasías" le pasan factura pero "que le quiten lo bailao".

OTR Press

Isaías Lafuente

¿Libertad secuestrada?

por Isaías Lafuente

Antonio Casado

La fuga de Gabriel

por Antonio Casado

Rafael Torres

El exilio suizo

por Rafael Torres

Francisco Muro de Iscar

Las "otras" Españas

por Francisco Muro de Iscar