Mabel Redondo.- Entre Bambalinas.- Sara Montiel vende su piso de Madrid por más de 3 millones.

Actualizado 01/10/2011 14:00:28 CET

MADRID, 1 Oct. (OTR/PRESS) -

Sara Montiel ya ha vendido su casoplón de quinientos metros cuadrados en el madrileño barrio de Salamanca por más de tres millones de euros, sólo falta firmar las escrituras y formalizar la venta, tiene dos compradores candidatos que ansían instalarse cuanto antes en la casa de la diva.

La artista se ríe a mandíbula batiente cuando escucha a las "malas lenguas" asegurar que atraviesa problemas económicos: "en dos meses he vendido dos casas, y aparte de la que estoy vendiendo ahora tengo otras cinco casas más. ¿Cómo pueden decir que tengo problemas económicos?, no tienen ni idea. Además vendo mi casa porque me da la gana y no tengo por qué dar explicaciones".

Es osado asegurar que Sara Montiel atraviesa apuros económicos, sobre todo si se conoce mínimamente la trayectoria artística de la manchega, sus películas batían récord en taquilla y lo que le ganó en años sucesivos también supo invertirlo divinamente en bienes inmuebles. Fue la primera actriz española en triunfar en Holywood y tuvo la suerte de compartir cartel con Gary Cooper y Burt Lancaster, ¡que levante la mano quien supere este filón cinematográfico!. Su talento interpretativo y su enorme belleza la ayudaron a ascender como una de las más cotizadas en el cine mejicano. Su sensualidad verbal y corporal sedujo hasta al más pintado del panorama del celuloide de los maravillosos años cincuenta y sesenta. En los setenta su éxito lo cosechó y lo fomentó ya en España.

Muy pronto dejará su casa del centro de la capital para instalarse en su chalet cercano a la lujosa urbanización de La Florida. A Sara no le tiembla la voz cuando le pregunto si siente nostalgia: "no me da pena dejar este piso porque mis mejores años los pasé en mi casa de Palma de Mallorca, allí viví treinta años con Pepe, mi amor y con mis hijos. He vendido el piso, pero no los muebles ni los recuerdos que tengo repartidos en cada habitación de esta casa". Sara puso a la venta su vivienda a través de Internet, la artista grabó un video en el que ella misma aparece mostrando los rincones de su hogar. Algunos han criticado el recargo ornamental y el barroquismo decorativo de la vivienda en la que se alternan cuadros, jarrones chinos, aparadores, sillas de Luis XVI y multitud de adornos repartidos por todas las habitaciones.

Cierto es que impacta verlo, como me impactó a mi cuando siendo estudiante de segundo de periodismo me concedió una entrevista en su casa de Núñez de Balboa. Me recibió Pepe Tous, un hombre sumamente encantador y buen profesional, era periodista y durante años trabajó en el Diario de Mallorca. Pepe observaba a Sara, se quedaba embelesado mirándola mientras que ella hablaba, buscaba la luz ideal para hacer las fotos, estaba pendiente de todos los detalles, en resumen: la adoraba. A Tous se le iluminaban los ojos cuando la miraba. Ella lo sabía y por eso nunca le ha olvidado, todo a pesar de su matrimonio con Tony Hernández, eso fue más bien una pantomima.

Y lo mejor es que Sara Montiel se ríe de todo. A sus 83 años tiene claro que lo que desea y así me lo hace saber: "yo solo pienso en el presente, en lo que tengo ahora, que son mis hijos, mis amigos y mi perra Cuchi, no siento añoranza del pasado y tampoco pienso en el futuro porque el futuro te puede traer muchas cosas: buenas y malas. Ahora estoy a la espera de que salga el juicio que tengo pendiente con mi ex administrador".

Sara sufrió un varapalo importante cuando descubrió que Francisco Fernández, su hombre de confianza de los últimos años le había estafado en más de quinientos mil euros. La actriz llegó a necesitar tratamiento psicológico para asumir lo que le había ocurrido. A pesar de todo la manchega ve la vida con optimismo y está dispuesta a saborear cada instante de la vida; "Ha venido mi amiga de Brasil para pasar unos días conmigo, tengo amigos entrañables, afortunadamente nunca estoy sola".

Sus hijos se irán a vivir con ella a la nueva casa; "Zeus ha aparcado su carrera artística, ya no canta, no es fácil abrirte camino en esta profesión y ha decidido abandonar y dedicarse a las Relaciones Públicas. Thais sigue trabajando en Londres. Estoy muy orgullosa de mis hijos, he tenido mucha suerte con ellos". Sara adora a sus hijos, cuando habla de ellos apenas contiene la emoción.

A la manchega no hay quien la frene, actualmente está inmersa en un espectáculo que está llevando a distintos puntos de España, el último ha sido el de este fin de semana en Elche. Sarita hará las delicias en el escenario con José Antonio Román Marcos y cantarán al alimón "Lágrimas negras" y "Te quiero vida mía", dos clásicos en el repertorio de la Montiel, ¿alguien da más?.