¿Ahora esperanza?

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Pedro Calvo Hernando

¿Ahora esperanza?

Publicado 26/10/2016 8:00:18CET

MADRID, 26 Oct. (OTR/PRESS) -

El protagonismo mediático del PSOE en esta etapa produce asombro, y no el asombro de Damasco precisamente. Esa mayoría 60/40 del Comité Federal por la abstención a favor del PP es un hecho que recordará la Historia y que ensombrecerá durante mucho tiempo la capacidad de recuperación de un partido que lo ha sido todo en España y que sale del trance a punto de no ser nada. Una vez más, espero y deseo equivocarme, aunque solo sea por el buen recuerdo de aquellas etapas en las que el partido de Felipe González y de Rodríguez Zapatero, en sus primeras legislaturas, llevó a cabo lo mejor hecho en los cuarenta años de democracia.

Se me replicará que si hubiese sido mejor dar paso a las terceras elecciones. Respondo que no pero que hubo la oportunidad de sacar adelante el Gobierno del cambio o de progreso, ese que entre el PSOE y Podemos no fueron capaces de fletar. Es maravilloso ver cómo todo el mundo en el PP elogia pausada y melifluamente la decisión del Comité Federal, tras recordar uno la interminable serie de procacidades y animaladas que el personal pepero vino regalando a los de la histórica abstención. Vivir para ver y sobre todo para oír. Ahora viene el chorro de acontecimientos derivados de la decisión abstencionista del histórico partido del otro Pablo Iglesias. Al Pablo de Podemos, entre los demás, le están dando las lecciones oportunas de lo que no se debe hacer, de lo que él y los suyos no deben hacer. Pero tampoco se pasen, como eso de precipitarse a autodeclararse jefe de la oposición. Un poco de paciencia, hombre, que todo llegará, si no lo estropean antes. Ya dije que es muy probable que de la historia de estos días salga el regreso del bipartidismo, pero de PP y Podemos. Lo que pasa es que estos últimos deben ser más prudentes, que las cosas luego fracasan y ya no tienen remedio.

Ahora roguemos al cielo que al menos se cumplan algunos de los deseos comunes relacionados con la mejora de la situación del empleo, la crisis económica, el avance social o la reforma de la educación. Como primer paso de lo que sobre todo ha de venir, que es el cambio sustancial de la totalidad del panorama español, algo que nunca sucederá con un Gobierno y un Parlamento como los que ahora van a ponerse en marcha. Vamos a tener esperanza, proclama que a lo peor no estaba presente del todo en anteriores alegatos de este columnista de ustedes. Aunque ya sé que no basta con tener esperanza.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies