Un no al tema único

Contador
Publicado 08/11/2017 8:00:20CET

MADRID, 8 Nov. (OTR/PRESS) -

No podemos seguir por mucho tiempo, yo diría que ni un minuto más con el contencioso de Cataluña como único tema o como tema superdominante de la política y del quehacer público de España. Por ejemplo, estos días en el resto de los países europeos y de otras latitudes el gran problema del cambio climático se sitúa en primer lugar de las preocupaciones colectivas y de los Gobiernos. En España, prácticamente nada, gracias al gran monotema catalán, al que no trato de quitar importancia sino de evitar que siga siendo el gran acaparador de nuestra vida pública.

A muchos les viene muy bien todo el maremágnum de Cataluña para sacar del mapa a la corrupción o para conseguir que se sitúe en un segundo e intrascendente plano. Cualquier observador de la realidad puede verlo sin el menor esfuerzo.

Pienso y digo que tenemos todos el deber de no caer o no permanecer en la gran trampa, teniendo además en cuenta que lo cortés no quita lo valiente y que es posible y necesario atender simultáneamente a todos los grandes problemas, como son los que vengo mencionando. Sería casi suicida, por ejemplo, seguir hasta el 21 de diciembre, día de las elecciones catalanas, sin variar el rumbo o incluso engolfándonos cada vez más en la problemática de la crisis catalana. Es necesario valorarla y atenderla en su justa medida, pero no reducir todas nuestras preocupaciones a la entrada o salida de la cárcel de varios de sus protagonistas, a los planes de los partidos ante el reto electoral ya tan próximo, a las peleas internas o externas de los diversos partidos o a las perspectivas que presentan los cálculos demoscópicos.

Vamos al menos a sostener como tema de preocupación y debate las perspectivas poselectorales más allá del 21 de diciembre y haciendo propósitos de salir del pozo en que nos han situado entre todos los protagonistas.

Y ponernos en serio a atender con rigor a las otras grandes cuestiones que vengo mencionando. Como decía, destaca ostensiblemente el cambio climático y sus muy visibles y actuales consecuencias en la vida de todos los países y desde luego de España. Esos récords de sequías y temperaturas insoportables, no se producen por capricho de la casualidad. Hay que decir también que los medios de comunicación deben desempeñar un papel protagónico en la concienciación sobre este problema número uno y todavía dejan mucho que desear en ese vital cometido. Y bueno sería que todos nos convenciéramos de que la paralización de ese gran procesos destructor ha de convertirse en la tarea número uno de todos, incluso teniendo como soporte un argumento si se quiere egoísta como es el de la protección de las condiciones de vida que atañen a todos los habitantes del planeta.

Me gustaría que lo que hoy escribo contribuya un poquito a la inaplazable concienciación de esa problemática, para lo que no es necesario borrar ningún tema sino dar a cada uno el tratamiento que precisa y merece.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

La "pertinaz sequía"

por Francisco Muro de Iscar

Fermín Bocos

El despertar del león

por Fermín Bocos

Victoria Lafora

Rufián

por Victoria Lafora

Rafael Torres

Polis chungos sueltos

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies