Preparados por si un castigo bíblico

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Pedro Calvo Hernando

Preparados por si un castigo bíblico

Publicado 12/10/2016 8:00:18CET

MADRID, 12 Oct. (OTR/PRESS) -

Evitar las terceras elecciones, que es un hecho positivo, va a tener unos costes que seguramente no van a compensar esa positividad ni mucho menos. Deseo fervientemente equivocarme, vaya eso por delante. El Partido Socialista, por supuesto, va a salir abrasado de la aventura y con su credibilidad por los santos suelos, empezando por Antonio Hernando, que tendrá que explicar cómo se pasa del no es no al sí es sí o abstención es abstención. Veremos cómo salen las relaciones del PSOE con su filial catalana, tal vez desvencijadas y quién sabe qué más. Podemos, con su postura mucho más cómoda, podría desplazar al PSOE por muchos años del protagonismo de la izquierda, dicho sea con la tranquilidad de que eso a mí casi me trae sin cuidado. Ciudadanos seguramente será reabsorbido por el PP, con lo cual la jugada de Rajoy habría sido prácticamente maestra. Pedro Sánchez será el socialista que saldrá mejor librado en el juicio de la Historia, y eso antes de aclarar qué piensa hacer en las próximas semanas. El presidente valenciano Puig tiene uno de los destinos más inciertos de esta siniestra historia.

Y millones de españoles estaremos durante siglos preguntándonos cómo otros millones de españoles fueron capaces de indultar políticamente a Rajoy y su partido y precisamente durante unas semanas en las que la macrocorrupción del PP alcanza su escaparate más elocuente, con esos procesos escandalosos, coincidiendo todo también con la publicación de libro del juez Baltasar Garzón. Un libro donde se acredita una de las arbitrariedades más grandes cometidas en este país sin que se nos haya caído a todos el rostro de vergüenza infinita. Jamás en este país había sucedido algo semejante. Es asombroso cómo el juez Garzón conserva la calma, cuando cualquier otra persona se habría echado al monte en circunstancias parecidas a las sufridas por este juez. En fin, son sucesos y situaciones que tendrían que avergonzarnos a todos por su extrema gravedad y sin embargo parece que dejan tan frescos a muchos de los más obligados a rechazarlos de manera rotunda. Pero es lo que hay, mis queridos amigos. No es por asustar, pero tendremos que estar preparados por si llega algún castigo bíblico.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies