Tres embestidas para un presidente

Actualizado 16/08/2008 2:00:19 CET

MADRID, 16 Ago. (OTR/PRESS) -

Hay que reconocer que Zapatero se defiende bien de la triple embestida de la crisis económica, las sandeces de la oposición conservadora y el acoso de los partidos catalanes. En lo de la primera embestida, los datos económicos externos vienen a echarle una importante mano, al poder presumir de que la economía española, con todas sus dificultades, ha seguido resistiendo mejor y creciendo más que los tres gigantes europeos, situados ya al borde de la recesión, al reseñar un trimestre con crecimiento negativo.

La coartada del presidente español puede durar poco, pues en el tercer trimestre podemos vernos todos en el mismo escenario. Pero lo que quiero decir es que no hay grandes razones para decir que aquí nos va peor que fuera de aquí. Y añado que las últimas medidas del Consejo de Ministros para luchar contra la crisis son bastante razonables y seguramente eficaces, producto además de una gran energía en la movilización de recursos de todo tipo, en el marco, además, de un esfuerzo veraniego que nadie se ha tomado, a excepción del propio Gobierno.

Desde luego no el principal partido de la oposición, y menciono la segunda embestida, que con gran ligereza e injusticia descalifica las medidas del Gobierno sin haberlas estudiado ni valorado, incluso despreciándolas de antemano, por si acaso suponían algún tratamiento eficaz de la crisis. Está bien que los dirigentes del PP hayan dejado en el arcón del olvido lo peor se sus improperios y crispaciones de la pasada legislatura, pero está muy mal que persistan en la descalificación sin fundamento, con la cantidad de fundamentos que hay siempre para criticar la política de los gobiernos.

Y en cuanto al acoso de los partidos catalanes, hay que decir que el presidente Zapatero muestra una visión del Estado omnicomprensiva y muy superior a la de todos ellos y también del PP, que exige increíblemente el cumplimiento de un Estatut que tiene condenado en el pozo de su recurso de inconstitucionalidad en el Tribunal Constitucional, lo que es el colmo de la sinrazón y de la estulticia políticas. ¿Va a retirar el recurso? Pedro Clavo Hernando.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La hora de Mariano Rajoy

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Hasta aquí hemos llegado

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies