Vale ya de darle vueltas a la noria

Publicado 03/06/2015 12:00:26CET

MADRID, 3 Jun. (OTR/PRESS) -

Me parece que ya está bien de darle vueltas a la noria de los dichosos pactos por los partidos, organizaciones, plataformas, etc. de la izquierda, desde el PSOE en adelante. Llevamos poco más de una semana desde el 24-M y la verdad es que somos muchísimos los que estamos hasta la coronilla de tanta palabrería absurda y vana, cuyo más deleznable efecto sería alimentar los sueños imposibles -vamos, creo yo- de la derecha hispana. ¿Piensan seguir así hasta ponerse al borde del descarrilamiento? ¿O es que a todos ellos les ha encantado el parón político generado en Andalucía desde nada menos que el 22 de marzo en que tuvieron lugar allí las elecciones que ganó el PSOE de Susana Díaz? Vamos a ver si son responsables y serios y se dejan de repetir bobadas y lugares comunes y de darle vueltas a unas falsas o tontas historietas, que todo el mundo se sabe ya de memoria y que nos ponen en riesgo de malograr, al menos en parte, el cumplimiento del sueño nacido hace cuatro años en la Puerta del Sol. Déjense todos, además, de altanerías que ya casi caen en la indecencia y pónganse a trabajar seriamente en los ineludibles pactos o acuerdos para responder a la llamada de los ciudadanos españoles. Háganme el favor, hombre.

Eso, por un lado. Y por el otro, una llamada de atención también al PP de Rajoy y compañía, que no parecen saber por dónde se andan, aturdidos quizá por el batacazo pero también por la infinita continuación del salto de los escándalos de corrupción, ya casi inabarcable. Aunque hay que decir que lo de Serafín Castellano, el delegado del Gobierno en Valencia hasta hace cuatro días, es lo más espectacularmente vergonzoso de todo lo que les viene ocurriendo en el último tiempo. Y lo de Rajoy no hay por dónde cogerlo. Primero, que no pensaba cambiar nada, y a las 24 horas proclamando todo lo contrario, en cuanto que se dio cuenta de la que se había armado entre sus barones, organizaciones territoriales y peperos del montón. Bien sabe Dios que a mí lo que me encantaría es poder tocar el violín placentero por un inteligente desenlace del post24-M. Pero ya veo que hay muchos empeñados en amargarnos el mes de junio a los ingenuos que creíamos que el PSOE había aprendido sus lecciones y que los emergentes ya traían aprendido de casa el comportamiento exigible en estos casos. Venga hombre, unos y otros dejaos de historietas y al grano, que no estamos para perder el tiempo ni el humor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies