El 40% de los españoles.

 

El 40% de los españoles.

Publicado 17/03/2015 12:00:13CET

MADRID, 17 Mar. (OTR/PRESS) -

No todos los sondeos, ni las encuestas, ni las estadísticas, son preelectorales, pero las que no lo son tienen últimamente una querencia extraña por el 40%: hay una que asegura que en torno al 40% de los españoles en paro cree que va a encontrar trabajo en los próximos seis meses, y otra que el 40% de las parejas nacionales se va a la cama, uno o los dos, con el teléfono móvil o con la tablet, intentando hasta lo último, supongo, acabar el día no comunicándose con nadie, y menos con quien se supone que comparte, si no la vida, el colchón. Sea como fuere, diríase que el 40% de los españoles no vive su mejor momento.

El 40% de los que creen que van a encontrar trabajo en los próximos seis meses no es que lo crean, sino que lo necesitan, y pues se nos enseñó que la fe mueve montañas, parece que creyéndolo se posibilita bastante. El otro 60% de los parados, más realista, carece de fe, y más cuando las encuestas, la suya y las electorales, se machihembran fatalmente: ninguno de los partidos, o lo que sean, presenta un plan serio, riguroso, creíble, atrevido, radical, de urgencia, para la creación de empleo, de mucho empleo. Los empresarios, particularmente los que ganan mucho, han degustado las mieles de la explotación laboral, y teniendo a un esclavo que se deslome durante 10 o 12 horas ganando la mitad y produciendo como tres, ¿para qué contratar más? De otra parte, sólo vaguedades en los programas sobre reindustrialización, emprendimiento (?), I+D... nada que venga a alimentar la fe de ese 40%, ni del 20, ni del 10, con algo más que con mantras vacíos para la ocasión.

Lo del móvil como cuelgue total, absoluto, demenciado, tal vez contribuya a a explicar, sin embargo, cómo hemos podido llegar a los extremos de enajenación a que hemos llegado en todo. Por viejo, o por persona, expulsaría de mi cama a quien viniera con un trasto de esos a "guasapear" con fantasmas, con orates naufragados en otras camas. En ese 40% fatídico los hay, según la encuesta, que le dan a las teclas mientras hacen chiqui-chiqui. Nunca creí que un simple 40% pudiera dar tanto yu-yu.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies