La gestora se mosquea

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Al margen

La gestora se mosquea

Publicado 22/11/2016 8:00:22CET

MADRID, 22 Nov. (OTR/PRESS) -

La Gestora del PSOE ha descubierto, diríase que con una mezcla de estupefacción y disgusto, que algunos socialistas se toman en serio la federalidad del partido. Es cierto que el término "federal" esmaltaba aquí y allá los órganos, el discurso y el programa del PSOE, pero también lo es que todo el mundo parecía dar por sentado que ese término no obedecía a un concepto asimilado, real. La Gestora, custodia de las esencias del partido hasta nueva orden, no parece reconocer como propia, sino como cosa exógena e insoportablemente exótica, la esencia federal.

En el PSOE que conocemos, el que fabricaron Felipe González y Alfonso Guerra para la ocasión, quien ha mandado toda la vida ha sido Madrid, o, más exactamente, Madrid-Ferraz. Tanto es así que siendo andaluces, sevillanos, el jarrón chino y el vice-jarrón chino, tuvieron que radicarse absolutamente en Madrid-Ferraz para, desde allí, irradiar los designios de su incontestable mando. Si mandarían, que Txiqui Benegas, secretario de organización, llamaba "Dios" a González, y los demás, por lo bajinis, también. Desde entonces, lo de "federal" como alusión a una dirección descentralizada no fue sino un adorno, una pluma de avestruz en el sombrero.

Pero hete aquí que los tiempos cambian, y que ni los socialistas vascos se conforman con la E, ni los catalanes con la C. Las realidades de sus respectivos territorios, que no colonias, no pueden ser entendidas en sus complejas especificidades desde la corte de la calle de Ferraz, ni mucho menos afrontadas y gestionadas desde ella con algún éxito en los tiempos que corren, de suerte que Iceta por su lado, e Idoia Mendia por el suyo, no han hecho sino aceptar la invitación a la libertad, a la autonomía, que se desprende de ese término, federal, que la Gestora no sabe cómo se come.

Un clásico, el de la coalición de gobierno en Euskadi entre el PSE y el PNV, se le antoja a la Gestora, antes incluso de pensárselo, un espanto, pero sólo porque no lo ha fraguado ella. Y el apoyo del PSC a Colau en el Ayuntamiento de Barcelona, lo mismo. La Gestora, que ve "sanchistas" por todas partes, se estresa sobremanera con lo federal.

OTR Press

Victoria Lafora

Oposición o postureo

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

Optimismo en el Gobierno

por José Luis Gómez

Fermín Bocos

Mil euros

por Fermín Bocos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies