El PSOE y el referéndum

Actualizado 05/06/2014 12:00:19 CET

MADRID, 5 Jun. (OTR/PRESS) -

El aparato del PSOE, que es el que guarda y conserva en formol las esencias pactistas del partido, está resuelto a dejar a la opción republicana, mayoritaria a juzgar por la firme oposición del Régimen al referéndum monarquía-república, sin partido de centro-derecha, o sea, sin él, y ello pese a las numerosas voces que en su seno se van expresando a favor de esa elemental consulta a los españoles. El daño que se hace a sí mismo, pues con su monarquismo "ocasionalista" pero ferviente espantará a más votantes socialistas de los que ya lleva espantados, se compagina con el que hace hoy a la España del futuro, que, si republicana, necesitará de todos, de conservadores y progresistas, de derechas e izquierdas, de todos, para hacer más prósperos, y cultos, y benéficos, y felices, y libres, y civilizados, y dignos, a sus hijos.

El Partido Socialista de Galicia, una de las federaciones más discrepantes del borbonismo de Ferraz, alega en apoyo al referéndum que la sociedad española es lo suficientemente madura para celebrarlo, y siendo ello cierto, más lo es que son las consultas directas a la ciudadanía, sin intermediarios sospechosos, las que hacen madurar democráticamente a las sociedades como ninguna otra cosa. Esto es, que la función crea el órgano, que el movimiento se demuestra andando y que se aprende a vivir viviendo. Ahí tenemos a los suizos, que se hinchan a votar en referéndum todo el rato y para todo, hasta para sincronizarse los relojes, y nadie podría acusarles de déficit democrático ninguno. La sociedad española es madura (su clase política, vieja), pero no lo será plenamente hasta que no se le deje de tutelar y asustar so capa de lo acordado por algunos (Suárez, Carrillo, Fraga, Felipe...) hace cerca de 40 años.

Qué duda cabe de que, por ese "ocasionalismo", "circunstancialismo" u oportunismo a secas del PSOE, éste correría a ponerse el primero en la fila si, pese a cuanto está haciendo para evitarlo, se proclamara la III República Española. Los Rubalcabas y demás se presentarían como republicanos de toda la vida, así como los del Movimiento Nacional se presentaron como demócratas de toda la vida igualmente. La cuestión, y me choca que no hayan reparado en ella con lo vivos que son para según qué cosas, es que para entonces al PSOE, muy probablemente, ya no le votará ni El Tato.

OTR Press

Antonio Casado

El rescate de Cataluña

por Antonio Casado

Esther Esteban

Matar periodistas

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Tormenta perfecta

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies