Arboles muy caros

Actualizado 02/01/2008 1:00:36 CET

MADRID, 2 Ene. (OTR/PRESS) -

Cuarenta y cinco millones de árboles se compromete a plantar el PSOE si gana las próximas elecciones, y pese a que esos son muchos menos árboles de los que se necesitan para que respiremos mejor, para que no nos coma el desierto, para que llueva con algún fundamento y para que vivamos en un país más hermoso, se trata de una oferta electoral apetecible y tentadora. En Turquía, incluso en las regiones más áridas de la Capadocia, no hay ciudad, pueblo o aldea que no esté rodeada de una nemoroso cinturón de árboles soberbios, y eso es así porque una tradición buena, la de plantar un arbol cuando nace un niño -un arbol que crece con él-, mantiene el verdor necesario para la vida.

En nuestra España arboricida, las cosas han sido siempre de otra manera: la construcción de la Armada Invencible dejó sin un arbol las Castillas, el asedio de Granada dejó sin uno sólo su vega maravillosa, el dictador Primo de Rivera mandó talarlos de las márgenes de todas las carreteras, las mafias del ladrillo y la voracidad constructora se ha cepillado los que quedaban. En la megaobra de la M-30 de Ruiz Gallardón puede verse que los autos han conquistado espacio en el subsuelo, mientras que en la superficie, en las riberas del Manzanares, no ha quedado ni un palo en condiciones de echar un brote.

Bienvenidos, pues, esos cuarenta y cinco millones de árboles, si bien el costo estimado de la operación reforestadora parece algo desproporcionado: ¡90 millones de euros! ¡Dos millones de aeuros, trescientos veintitantos millones de pesetas, por arbol! Bien es cierto que un arbol, uno sólo, vale más que el monto de la operación entera, pero no lo es menos que a cualquiera se le ocurriría el modo de arborecer España con muchísimo menos. Se ve que donde ha preguntado el PSOE, los árboles son rematadamente caros.

Rafael Torres.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La hora de Mariano Rajoy

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Hasta aquí hemos llegado

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies