El arma de la memoria

 

El arma de la memoria

Actualizado 28/12/2006 1:00:43 CET

MADRID, 28 Dic. (OTR/PRESS) -

Sin la memoria, cada vez que quisiéramos cocinar o calentarnos habría que descubrir el modo de hacer fuego, para desplazarnos con cierta vivacidad o para transportar cargas tendríamos que inventar la rueda, y para elevar materiales pesados, la polea. Sin memoria, no recordaríamos las veces que hemos tropezado en la misma piedra, las infecciones nos comerían al haber olvidado la manufactura y la aplicación de los antibióticos, y de nuestro corazón se borraría la huella de los seres queridos y el rastro de sus afectos. Sin memoria personal y colectiva seríamos, en fin, infinitamente más débiles y absurdos de lo que ya somos, pero siempre habría alguien que hiciera botín y acopio de toda esa memoria perdida para hacer con nosotros lo que le diera la gana contándonos camelos sobre el pasado.

Porque la amnesia crónica es incompatible con la vida, y desde luego con el progreso y con la libertad, es tan necesario mantener en perfecto estado de uso la memoria, y si la de la subversión franquista y sus muchos crímenes hubiera seguido proscrita, bien seguro es que estaríamos condenados a revivir, ya que no a recordar, aquél devastador aquelarre. El recuerdo, bien que completado por el saber, nos defiende y nos arma ante los ladrones convulsos de la memoria, ante los empeñados en secar el manantial de aprendizaje y conocimientos de la Historia, y, desde luego, nos mantiene en alerta contra los desafueros y los ultrajes a la condición humana que ensombrecen su páginas. Así, en éste año que ya golpea la puerta no hemos de olvidar, por ejemplo, que la lucha contra la corrupción política y urbanística no hizo sino empezar en el que ahora acaba, y que muchos de cuantos robaron nuestro patrimonio y destruyeron el suelo que nos alberga siguen disfrutando de una libertad que ni merecen ellos ni nosotros merecemos que sigan disfrutando. La memoria no es un arma para matar, sino para que no te maten.

Rafael Torres.

OTR Press

Isaías Lafuente

El 20S

por Isaías Lafuente

Francisco Muro de Iscar

Políticos trileros, troleros, tramposos

por Francisco Muro de Iscar

Fernando Jáuregui

Presos políticos, dice Iglesias

por Fernando Jáuregui

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies