La encuesta tonta de los listos

 

La encuesta tonta de los listos

Publicado 04/05/2017 8:00:19CET

MADRID, 4 May. (OTR/PRESS) -

Hay que ser muy tonto para creerse muy listo. O bien que a base de creerse uno muy listo, se vaya uno volviendo tonto. Algo de eso, en cualquiera de las dos modalidades, parece ocurrirles a los dirigentes del movimiento secesionista catalán, particularmente a aquellos que desde el gobierno de la Generalitat manejan dinero público y pueden darse el gusto de fundírselo en cosas que les parecen, por nacidas de sus caletres, el colmo de la originalidad, de la perspicacia y del atrevimiento político. Por ejemplo, en esa encuesta que quieren hacer para saber si a los catalanes les pone cumplir las leyes o irse a pegar tiros en el Ejército, bien que sin precisar en cual.

Nadie que no se crea muy listo ni sea muy tonto sería capaz no sólo de preguntar tales cosas a sus semejantes, sino tampoco de averiguar qué necesidad hay de molestar al prójimo con unas preguntas tan obtusas e ininteligibles. Es más; nadie en su sano juicio correría el riesgo lesionarlo intentando analizar el sentido o el propósito de las mismas. Parece un asunto de la burbuja soberanista, una variación más del monotema con que se flagela a las criaturas que viven en Cataluña y que, por ello, diríase que están obligadas a purgar, y de manera harto kafkiana, algún misterioso delito.

Cabría inferir, a tenor de la menesterosidad intelectual que rezuma esa encuesta, que los iluminados del independentismo catalán no saben qué hacer de su cuerpo, ni de su mente, pero también es probable que lo que no sepan es cómo salir airosos del jardín en que se han metido y pretendan pasarles el marrón a la gente, que, independentista o no, bastante tiene con sus afanes y sus penurias en los delicados tiempos que nos ha tocado vivir. Más parecen éstos Puigdemont y Junqueras unos Capitanes Araña que, como presumen, unos epígonos medio decentes de Maciá o de Companys.

Se creen muy listos, pero basta echar un vistazo a esa encuesta que han urdido, y que quieren disparar con pólvora del rey, para pasmarse ante los dislates de la auto-percepción humana.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No saber quiénes somos

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

La siembra y la cosecha

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies