Gallardón y su simulacro.

 

Gallardón y su simulacro.

Actualizado 18/09/2008 2:00:39 CET

MADRID, 18 Sep. (OTR/PRESS) -

En el simulacro de democracia participativa y directa que es el programa de TVE "Tengo una pregunta para usted", el alcalde de Madrid construyó la otra noche, en sintonía con la cosa, un perfecto simulacro de discurso político a la antigua, casi de los tiempos en los que el liberticida de El Pardo fundamentaba su posesión vitalicia y absoluta del poder en "no meterse en política". Gallardón no dijo nada, y desde luego nada que fuese verdadero, si bien la irrelevancia e inanidad de las preguntas que el "pueblo" le dirigió desde las gradas le facilitaron enormemente la faena.

Gallardón se presentó como un gestor, como un tecnócrata, como un tipo sin ideología que, por no tenerla, se situa en el centro, pero sus invectivas contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, su refrendo al Aznar que llevó a España a una guerra infame, su calificación de "radical" al Zapatero de la legislatura anterior y, en fin, todas y cada una de sus respuestas, desvelaron al hombre de la derecha profunda que lleva dentro, sin que la demagogia que usa ni la intención de decir todo el rato lo que la gente quiere escuchar sirvieran para enmascarar esa evidencia, sino antes al contrario.

Gallardón vino a decir que se dedica a la política por vocación, por filantropía, por arrimar el hombro para el mejoramiento de la sociedad, cuando lo cierto es que, por sus antecedentes familiares, dificilmente podía haberse dedicado a otra cosa. Pero basta acercarse a Madrid, donde primero como presidente de la Comunidad y luego como alcalde lleva rigiendo una pila de años, para comprobar cuál es su política y cuales sus principales, si no únicos, beneficiarios.

Sus rifirrafes con el sector más carcunda y agropecuario del PP no vienen por situarse el caballero en el centro, y muchísimo menos en el centro-izquierda, sino que vienen por lo primero, por situarse, que como es listo sabe cómo y dónde hacerlo.

Rafael Torres.

OTR Press

Esther Esteban

Esos locos bajitos

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Fuera van ganando

por Fermín Bocos

Charo Zarzalejos

Sin derecho a la sorpresa

por Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies