Matar es fácil

Actualizado 04/12/2008 1:00:26 CET

MADRID, 4 Dic. (OTR/PRESS) -

Sabemos que matar es facil, pero los psicópatas también lo saben. Se pueden asestar durísimos golpes policiales a la dirección, se pueden desarticular comandos, descubrir zulos, cegar las fuentes de financiación, expulsar de las instituciones al brazo político y de las calles al vandálico, se puede trabajar intensamente, codo a codo, con la policía francesa y con la Interpol, pero lo que no se puede es evitar que uno de esos psicópatas que nutren las filas del terror vacíe el cargador de su pistola en la cabeza o en el corazón de alguien.

Un tío con una pistola, uno solo, reedita todo el miedo, el asco y la consternación que, con los últimos éxitos policiales contra ETA, se suponían cosa del pasado. Del mismo modo que una víctima representa a todas y es todas las víctimas, un solo pistolero representa, es, todo el terror. Las cosas están, pues, como han estado siempre, particularmente cuando la bestia se ha sentido herida. Cuando el proceso de paz, que hizo muy bien en intentar el actual gobierno (aunque mejor lo habría hecho si hubiera servido para algo), se vio a ese pistolero indesmayable, simbólico, dinamitarlo, incluso literalmente.

Cuando se hace uno a matar, se queda uno sin alma sobre la que pueda posarse el pensamiento, no digamos la compasión. Se queda uno, caso de que la hubiera tenido antes, sin inteligencia. Mas, ¿para qué necesita pensamiento, compasión ni inteligencia aquél que para expresarse le basta una pistola? Matar es facil, y de ahí su gran predicamento entre las criaturas elementales. Impedirlo, cual es la función principal de las autoridades, es más complicado, ojalá que no enteramente imposible mientras haya tipos que criados en el odio, en la idiocia del odio, tengan la necesidad de expresarlo de la única manera posible, bien facil por cierto.

Rafael Torres.

 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Lo fácil y lo difícil

por Francisco Muro de Iscar

Carmen Tomás

Primeras malas decisiones

por Carmen Tomás