La quimera del oro

Actualizado 05/01/2008 1:00:40 CET

MADRID, 5 Ene. (OTR/PRESS) -

La corrupción del lenguaje va asociada a la de las ideas, cuando no es consecuencia directa de ella, particularmente en política. Así, se puede leer y escuchar estos días de encarecimiento brutal de las subsistencias, que la situación económica perjudica gravemente las espectativas electorales del partido en el gobierno, pero no se lee y escucha como anexo o complemento informativo de la cuestión sustancial, que no es otra que la del empobrecimiento imparable de los españoles sujetos a un salario escaso, insuficiente e invariable, sino como noticia relevante en sí misma, si no como la más relevante del suceso.

El PSOE puede sentirse fastidiado, en efecto, porque la legislatura en que ha gobernado no se va a cerrar con fuegos de artificio dinerario ni con piñatas rebosantes de monedas de chocolate, sino con la leche y el pan por la nubes y con una sensación generalizada, bien real por cierto, de asistir al finde una época en que se han atado los perros con longaniza, aunque prestada. A los intereses del PSOE no les hace bien, qué duda cabe, el encarecimiento de todo, también el de las hipotecas que nos recuerdan que todo estuvo carísimo siempre, pero a quien verdaderamente hace polvo en sus intereses la actual situación es a la gente que vive de su trabajo honrado y modesto, y a la que se anuncia que va a vivir peor.

A esa gente, que somos casi todos, no le llegó el maná del ladrillo, sino sus efectos perversos, y tampoco ni una ínfima parte de los escandalosos beneficios de los bancos que le han venido administrando la quimera del oro, esto es, los préstamos, las hipotecas y las deudas. Es a la ciudadanía a la que le mata la situación económica que irrumpe ya sin disfraz y sin ambages, es a los trabajadores a los que perjudica el ocaso de la cigarra, y si le perjudica también al PSOE, no es ése, desde luego, el perjudicado principal. Hace frío éste enero, y éste año la subida de su cuesta no hará entrar precisamente en calor.

Rafael Torres.

OTR Press

Fermín Bocos

Rajoy pisa fuerte

por Fermín Bocos

Luis Del Val

Chulería continuada

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

La manada

por Charo Zarzalejos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies