Chistes y realidad

Actualizado 22/05/2007 2:00:55 CET

MADRID, 22 May. (OTR/PRESS) -

Me ha llegado, vía Internet, un documento sencillamente maravilloso, bajo el título, precisamente, de "Maravillas del multiculturalismo". Se trata de un carné de conducir, que parece de un país balcánico, que corresponde a una señora o señorita en cuya fotografía aparece tocada con un burka. Ya sé que las cosas que se pueden hacer con la informática son siempre sospechosas, pero yo, ésta, me la creo. ¡Es verosímil! La corrección política ha puesto en circulación tal sarta de disparates, las leyes proclaman tal cantidad de necedades, los políticos hacen el ridículo con tal entusiasmo, que ese carné de conducir es completamente verosímil.

Llevo ya algún tiempo denunciando que nuestros gobernantes, en los últimos tres años, han mostrado una especial habilidad para convertir lo que hasta ahora eran chistes en realidades. La última (seguramente la penúltima, porque la que voy a contarles es del viernes, y entre el viernes y el martes hay mucho tiempo) ocurrió en la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros. Preguntada la vicepresidenta del Gobierno por el incidente del debate televisado entre Miguel Sebastián y Alberto Ruiz-Gallardón, que la prensa ha considerado como una intromisión intolerable de aquél en la intimidad de la vida de éste, la señora Fernández de la Vega dijo que Sebastián no hizo ninguna acusación, sino una simple pregunta, y añadió que los personajes públicos siempre tienen la obligación de contestar a las preguntas. Justo "igualico" que el viejo chiste aquél: "Oiga, señorita, ¿preguntar es ofender? No, caballero. Entonces, permítame que le pregunte, ¿es usted p...?"

La vicepresidenta no pasará a la historia por sus recursos expresivos ni por su capacidad de salir de apuros. Simplemente, dice algo que se le ocurre, y ya está. Por eso, en la misma rueda de Prensa, alguien le preguntó por la opinión del Gobierno sobre las revelaciones del "Gara" en torno a contactos ETA-PSOE, y su respuesta fue que nunca, jamás, ha hecho ningún comentario sobre la opinión que le merecen determinadas manifestaciones. Esta señora es una mina. No defrauda nunca.

Ramón Pi.

OTR Press

Isaías Lafuente

¿Libertad secuestrada?

por Isaías Lafuente

Antonio Casado

La fuga de Gabriel

por Antonio Casado

Rafael Torres

El exilio suizo

por Rafael Torres

Francisco Muro de Iscar

Las "otras" Españas

por Francisco Muro de Iscar