Sicarios.

 

Sicarios.

Actualizado 02/07/2009 14:00:50 CET

MADRID, 2 Jul. (OTR/PRESS) -

A cambio de nueve mil euros, un pistolero colombiano asesinó, a plena luz del día, en una calle de Barcelona al director del Centro de Convenciones Internacionales. Félix Martínez Touriño, era un hombre joven al que un certero disparo en la cabeza dejó tumbado sin vida sobre la acera. Fue una muerte inexplicable y empezaron a circular las más pintorescas teorías: tráfico de drogas, negocios paralelos, extrañas conexiones, asesinato pasional.

Sus allegados tuvieron que pasar por el calvario, no solo de perderle, sino de sufrir una investigación a fondo de su vida laboral, sentimental, económica. Había que encontrar algo turbio que justificara su asesinato.

Ahora se ha descubierto que en este país hay sicarios. Se puede contratar a alguien y simplemente si el jefe te cae mal, ves en peligro tus chanchullos, o te quieres vengar de una ofensa, la vida de un ser humano vale tan poco como 9.000 euros.

Además de detener al inductor del crimen, y a toda la trama de intermediarios que localizaron al sicario, la policía ha tenido que restituir la honra y la imagen pública de Félix Martínez Touriño, un hombre intachable en todos los sentidos, que a juicio de los investigadores un día descubrió que un subordinado, responsable del área de audiovisuales, estaba haciendo negocios aprovechándose de su cargo. No le dio tiempo a cesarle, un sicario contratado por el corrupto le segó la vida.

Sólo una sentencia ejemplar para todos los implicados en esta irracional y macabra historia puede impedir que, como ocurre en muchos países de Latinoamérica, los asesinatos a sueldo se conviertan en España en un lucrativo negocio para las mafias. El tema es muy grave. Estas tarifas de saldo, por matar a un hombre, se convierten en una invitación a los sicópatas que quieran vengarse de cualquier estúpida afrenta que la víctima ni sospecha.

La policía ha llevado a cabo una investigación perfecta. No ha habido ni una filtración. Se les ha detenido a todos y había mucha gente implicada. Incluso se han retrasado las detenciones a la espera de que una de las detenidas regresara de Colombia. La pregunta es: ¿cómo entran en España un asesino a sueldo y sus cómplices, es que no se revisan los antecedentes penales de la gente que cruza la frontera en los aeropuertos, no se necesita un visado?

OTR Press

Esther Esteban

El árbol y las nueces

por Esther Esteban

Carmen Tomás

Donde más duele

por Carmen Tomás

Julia Navarro

"Un instrumento más"

por Julia Navarro

Fermín Bocos

Trump y la ONU

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies