Los pesos pesados se posicionan ante el Brexit

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Los pesos pesados se posicionan ante el Brexit

Daniel Alvarez, manager institucional de X Open Hub con sede en Londres
X OPEN HUB
Publicado 30/11/2016 16:37:19CET

Por Daniel Álvarez, MADRID, 30 Nov. (OTR/PRESS) -

Resulta interesante, y hasta divertido, observar cómo las diferentes partes de una negociación lanzan mensajes y preparan sus estrategias cuando las conversaciones todavía no han comenzado. Hoy hemos escuchado al canadiense Mark Carney, presidente del Banco de Inglaterra (BoE) apremiar al gobierno británico a clarificar su postura ante el Brexit pero, simultáneamente, sugerir a la Unión que debe ser prudente en vista de que Reino Unido es el banquero de inversión de Europa, y un Brexit duro conviene al resto de la Unión Europea tan poco como a ellos.

Según Carney, el servicio de banca de inversión alternativo que tendría que idear la Europa Continental si la City londinense perdiera su "pasaporte", sería más precario y de peor calidad. Sinceramente, estoy de acuerdo en que el mayor -y quizás único- argumento verdaderamente de peso que tiene Reino Unido en esta negociación es la ciudad de Londres. Curiosa paradoja que esta circunscripción haya sido una de las pocas que se pronunció en contra del Brexit en el referéndum del pasado mes de junio.

Estas declaraciones de Carney vienen a responder a las que realizó su homólogo, el Presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi, en las que enfatizaba que Reino Unido tenía más que perder con el Brexit que la Unión Europea, cosa que, en mi opinión, es algo que vemos todos salvo los propios británicos. Y es que, mientras que en la Europa Continental los medios subrayan las declaraciones amistosas dejando abierta la puerta a una posible marcha atrás en la decisión del referéndum por parte de primeras espadas como los ex Primeros Ministros, el conservador John Mayor o el laborista Tony Blair o el ex viceprimer Ministro liberal Nick Clegg, en el Reino Unido hay una abrumadora mayoría política oficial que respalda esta carrera hacia delante que supone el Brexit, a pesar de que el resultado del referéndum indica que hay un 48% de británicos que se oponen a la salida de la Unión Europea.

Lo cierto es que, en este caso, hay una clara falta de estrategia o, al menos, un acuciante problema de comunicación, porque de momento todo el esfuerzo del gobierno británico parece dirigido a ampliar en lo posible la convocatoria del artículo 50 del Tratado de Lisboa. Y es que el último revés judicial confirma la necesidad de votar la decisión en el Parlamento, reconociendo el carácter meramente consultivo del referéndum. En este escenario, la Premier Theresa May ha decidido recurrir el fallo ante el Supremo y, la verdad, resulta difícil averiguar por qué, habida cuenta de que, de una manera sorprendente, los laboristas han confirmado que no se oponen al Brexit, así que si se vota esta decisión, Westminster dará luz verde con seguridad y por abrumadora mayoría a la apertura del procedimiento.

Dadas las presentes circunstancias, parece que los británicos deben entender que sólo hay dos caminos: un Brexit duro, con todas sus consecuencias, que les haga salir del Mercado Único y que impida la libertad de movimientos o un Brexit blando, que les permita mantenerse dentro del Mercado Único a cambio de garantizar la libertad de movimientos. Es importante que todo el mundo comprenda que en esta negociación, como en la vida, hay que ser responsable con las consecuencias de la decisión que se tome. Sin acceso al Mercado Único, Reino Unido será, forzosamente, más pobre. Pero con un Brexit blando que salvaguarde el acceso al mercado europeo, la principal motivación de los votantes del Brexit (el problema de la inmigración) va a seguir igual, y puede haber británicos que se pregunten para qué ha servido todo esto, con el consiguiente coste político que ello supondría.

Daniel Alvarez, manager institucional de X Open Hub con sede en Londres

OTR Press

Carlos Carnicero

Cuba después de Fidel.

por Carlos Carnicero

Francisco Muro de Iscar

Sociedades fracturadas

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Oposición o postureo

por Victoria Lafora

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies