La biometría: la seguridad del 'smartphone' basada en las características físicas únicas del usuario

Contador
Sistema de reconocimiento facial
AFFINION
Publicado 19/11/2017 12:59:37CET

   MADRID, 19 Nov. (Portaltic/EP) -

   El uso de los 'smartphones' está cambiando; cada vez más personas los utilizan para hacer transacciones bancarias, reservas o compras, actividades en las que se requiere facilitar información sobre la tarjeta de crédito, y en las que la biometría aparece como garantía de seguridad para la autenticación de los usuarios.

   A medida que los clientes empiezan a introducir más datos personales en sus teléfonos inteligentes, el miedo acerca de la seguridad también aumenta, como apuntan desde Affinion, proveedor de programas de fidelización y 'customer engagement'.

   Como entiende el Country Manager de Affinion, Eduardo Esparza, "estas preocupaciones también presentan una oportunidad perfecta para que los bancos y las telcos puedan ganarse la confianza de sus clientes ofreciéndoles formas más sencillas y más seguras de autenticación móvil".

   El auge de los 'smartphones' ha supuesto que las aplicaciones 'wallet' como Apple Pay, Samsung Pay y Android Pay, que permiten al usuario pagar y almacenar datos sobre sus cuentas bancarias en el móvil, se hayan popularizado. Y, como consecuencia, los teléfonos inteligentes se están convirtiendo, cada vez más, en un núcleo seguro para los consumidores en los que recopilar y almacenar una gran cantidad de información personal muy valiosa.

   Según comparten desde Affinion, los sistemas de autenticación necesitan un cambio, deben volverse más personales y menos supeditados a los consumidores, para así mantener los datos privados a salvo.

LA BIOMETRÍA COMO EL FUTURO DE LA AUTENTICACIÓN

   La autenticación biométrica es el medio por el que la persona puede confirmar su identidad haciendo uso únicamente de sus características biológicas, como la huella dactilar, la retina o el rostro.

   Este tipo de sistema de autenticación complica la posibilidad de robo y anula por completo la del olvido, como apuntan desde la compañía. Es un método que confirma por completo la verdadera identidad del usuario, en base a sus características físicas.

   La lectura de huella dactilar es el método en el que más confían las telcos para mantener a salvo la información personal de sus clientes, pero otra alternativa a las contraseñas es el reconocimiento facial.

   Mastercard ya ha desarrollado una herramienta que ha sido introducida este año en bancos de Estados Unidos, Canadá, Holanda, Reino Unido y Alemania, para poder ser utilizada por los consumidores: Identity Check Mobile, basada en el reconocimiento facial. Y Apple presentó recientemente su iPhone X, que incorpora esta tecnología para el desbloqueo del dispositivo.

   Una alternativa que se entiende más segura es el reconocimiento del iris, en el cual existen 225 características distintivas que, comparadas con las 40 de una huella dactilar, hacen que este método sea mucho más fiable.

   El reconocimiento de voz también tiene el potencial necesario para aportar un nivel extra de seguridad a los usuarios que accedan a través de servicios móviles. En 2016, Barclays, se convirtió en el primer banco en ofrecer reconocimiento de voz a los clientes que accedían a su cuenta a través de su teléfono móvil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies