Robos de datos y ataques a dispositivos con internet de las cosas, entre las grandes ciberamenazas contra los 'gamers'

Videojuegos, consola, gamer, gaming, videoconsola
PIXABAY
Publicado 22/07/2017 11:30:03CET

   MADRID, 22 Jul. (Portaltic/EP) -

   A medida que crece la cantidad de personas que juegan a videojuegos 'online', el riesgo de estos a sufrir ataques o robo de datos por parte de ciberlincuentes también crece. Los mayores peligros por parte de los jugadores se marcan precisamente en el robo de datos personales y en los dispositivos con internet de las cosas, según ha alertado la empresa de ciberseguridad ESET a través de un comunicado.

   La necesidad de los videojuegos de contar con conexión a internet es el aspecto que hace indispensable la protección de los equipos, según la citada compañía. A pesar de ello, "muchos usuarios desconocen aún que pueden ser víctimas de ataques muy lucrativos", explica Josep Albors, responsable de Investigación y Concienciación en ESET España.

   En la actualidad, los ciberdelincuentes pueden aprovechar vulnerabilidades con el fin de controlar las máquinas remotamente o instalar 'malware' para obtener acceso a la información confidencial de los jugadores. Estos datos pueden ser muy valiosos y encontrarse en dispositivos de todo tipo --PCs, consolas o teléfonos móviles--.

   Una de las mayores amenazas es el 'malware' oculto en los programas de instalación, troyanos en el instalador del juego o campañas de propagación de código malicioso. Los ciberdelincuentes se hacen pasar por juegos populares para distribuir virus o robar las cuentas de los jugadores.

   Otros tipos de conductas ilegales se aprovechan de los juegos 'online' a través de las transacciones que se realizan por medio de estas plataformas, que los cibercriminales aprovechan para lavar dinero. Así, mediante el comercio de objetos virtuales en sitios no oficiales, los objetos robados y el dinero de origen ilícito se intercambian por dinero real y limpio.

   Los delincuentes también intentan obtener los datos de los usuarios atacando directamente a los desarrolladores de juegos. Blizzard, Steam o Sony, entre otros, han sido víctimas de brechas de datos que les han ocasionado robos de datos confidenciales a sus clientes, desde información personal hasta tarjetas de crédito.

   Hoy en día, los dispositivos 'wearables' se están convirtiendo también en plataformas de juego. La convergencia acarrea grandes preocupaciones, debido a los datos valiosos transmitiéndose desde y hacia muchos dispositivos diferentes. Además, los atacantes disponen de más recursos para crear 'botnets' con los que controlar los dispositivos del internet de las cosas. Los dispositivos 'wearables' también pueden poseer información personal relativa a la salud de los usuarios, con la que podrían hacerse los ciberdelincuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies