Francia y República Checa también investigarán si Google atentó contra la privacidad

Actualizado 21/05/2010 12:39:55 CET

MADRID, 21 May. (Portaltic/EP) -

Las autoridades de Francia y República Checa anunciaron este jueves sus planes para investigar los datos que Google recolectó "inadvertidamente" de las redes WiFi en sus respectivos países.

Las investigaciones de estos tres países, se unen a los ya anunciados por Alemania, Reino Unido y España aumentando así la probabilidad de que el gigante de Internet se vea obligado a enfrentar sanciones en Europa, según recoge 'Portaltic' de la web de 'The New York Times'.

Cinco días después de que Google reconociera que había recogido "inadvertidamente" 600 gigabytes de datos entre fragmentos de sitios web y mensajes de correo electrónico de las redes WiFi de todo el mundo -lo confirmó el viernes pasado-, los abogados de la compañía aseguraron que era "probable" que tuvieran que hacer frente a multas y sufrir daños en su reputación.

Los funcionarios de protección de datos de Francia y la República Checa, han sido así los últimos, por el momento, en anunciar que han comenzado sus investigaciones administrativas en relación a las prácticas de la compañía; iniciativas que se suman a las de Alemania, Reino Unido y España.

La primera en dirigirse a la compañía de Eric Schmidt fue la agencia de protección de datos alemana, que a comienzos de esta semana dio a Google de plazo hasta el 26 de mayo para que entregue uno de los discos duros que ha utilizado para recoger y almacenar información en Alemania, donde Street View aún no está disponible.

Reino Unido, por su parte, a través de su Oficina del Comisionado de Información (ICO, en sus siglas en inglés) ha exigido a Google que actúe, en este caso ordenándole que destruya los datos de redes WiFi domésticas que recogió durante 2008.

Por último, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto un expediente informativo para descubrir si Google ha vulnerado la normativa española y los derechos de los ciudadanos al captar y almacenar sin consentimiento datos de redes WI-FI, según ha informado el organismo este miércoles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies