Las ventas de Ericsson en España caen un 26% en 2009, hasta los 578 millones

Actualizado 25/03/2010 14:14:06 CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de Ericsson en España, noveno mercado del grupo a nivel mundial, alcanzaron los 578 millones de euros en 2009, lo que supone un recorte del 26% respecto al ejercicio precedente, según informó el consejero delegado de la compañía, Ingemar Naeve.

El directivo, que explicó que la crisis y recorte de las inversiones en las empresas habían impactado en sus cifras, precisó que, adicionalmente a estas ventas, los tres centros de competencia global que la firma posee en España exportaron 118 millones de euros.

La plantilla de la compañía en España se situó en 2009 en los 2.744 empleados, lo que supone un recorte del 16% respecto al año anterior. Naeve matizó, no obstante, que esta caída se mantuvo por debajo del recorte en los volúmenes de ingresos, ya que solamente los centros tecnológicos del grupo emplean a unas 1.200 personas, un 40% de la plantilla total en el país, que trabajan para otros mercados desde España.

Naeve subrayó la importancia de estos centros tecnológicos, que no se ven influidos por el nivel de ventas del país, y reclamó una mejora en las ayudas fiscales que la Administración concede a las empresas que invierten en I+D, con el fin de que estos centros se puedan mantener en el país en un futuro.

"Las normas vigentes en España están bien, siempre y cuando las empresas tengan los suficientes beneficios como para poder desgravar, lo que en tiempo de crisis es muy complicado", indicó el máximo responsable de Ericsson en España.

El grupo comparó esta situación con la de otros países del entorno, como Francia, en donde las empresas pueden disfrutar de subvenciones o de adelantos hasta obtener en sus balances beneficios, e indicó que esta situación podía afectar a la competitividad española.

RIESGO POR EL RECORTE DE LAS INVERSIONES

En cuanto a la evolución del negocio de cara al próximo ejercicio, Naeve reconoció que sobre la firma pesa el riesgo de que las operadoras recorten sus inversiones, aunque matizó que "ningún país de Europa puede permitirse no invertir en redes" si quiere ser competitivo.

En cualquier caso, Ericsson instó al Gobierno a repartir "cuanto antes mejor" las frecuencias necesarias para que las compañías desarrollen la tecnología necesaria para las nuevas comunicaciones móviles ('Refarming').

En cuanto a la inversión en redes de nueva generación (fibra óptica), Ericsson señaló que es un "tema más complejo" que requiere un "mayor volumen de inversión", donde el debate "permanece abierto", y que, previsiblemente, requerirá más tiempo.

Respecto a los niveles de facturación, el consejero delegado de Ericsson España espera que se mantengan los ingresos en el total del mercado, aunque no cree que se puedan recuperar los niveles de 2007, debido las caídas de inversiones de los últimos dos años.

Por último, la compañía advirtió del riesgo de que las redes se colapsen si no se realizan nuevas inversiones que puedan sostener el incremento del volumen de datos por lo que lo "más prudente" es mantener las inversiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies