HyperX Cloud Fight: autonomía de 30 horas y versatilidad para uno de los accesorios imprescindibles del 'gamer'

Actualizado 25/01/2018 15:48:44 CET
HyperX Cloud Fight
HYPERX

   MADRID, 21 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El catálogo de HyperX estrenó este mes de enero, en el CES 2018, sus primeros auriculares inalámbricos, Cloud Fight, un modelo abanderado por las 30 horas de autonomía de batería que ofrece, que según la división 'gaming' de Kingston, es inalcanzable para el resto de la competencia. Estos cascos de juego han pasado por las manos, o mejor dicho, por las orejas de Portaltic, y estas han sido nuestras impresiones.

   HyperX ha conseguido hacer frente al principal reto al que se enfrentan los fabricantes de auriculares inalámbricos: su periférico pesa 300 gramos, una cifra que reduce levemente el actual promedio del mercado. Esto lo convierte en un dispositivo perfectamente idóneo para aquellos usuarios que entienden el 'gaming' como intensas maratones frente a sus pantallas.

   Una de las claves del éxito ha sido la apuesta por una diadema íntegramente hecha de plástico, más ligera y flexible que las metálicas, que solo contiene en su interior los cables que conectan los auriculares laterales, donde se albergan las baterías.

   La condición de inalámbrico traslada la función de 'mando' de los Cloud Fight al propio cuerpo de los cascos. El nuevo periférico de HyperX incorpora en sus auriculares laterales un botón de encendido, otro de silenciado del micrófono y una rueda de ajuste de volumen. Junto a ellos, presenta un puerto mini USB para la carga del dispositivo, de una duración de entre una y dos horas.

VERSATILIDAD

   Al igual que otros accesorios homólogos, sus funciones inalámbricas son aportadas en virtud del 'pincho' USB transmisor que lo acompaña, de tamaño y apariencia casi idéntica a las memorias USB --y por tanto, igual de fácil de extraviar--. Además, esta función también es compatible con PlayStation 4, tanto en su modelo estándar como el Pro. ¿Tienes ganas de usar tus Cloud Fight con tu móvil o resulta que tienes una Xbox? Sin problema, el 'pack' de los cascos incorpora un cable 'jack' que permite escuchar los contenidos y que se inserta en un puerto ubicado en el auricular izquierdo.

   HyperX también ha potenciado la versatilidad de su nuevo producto en lo que al micrófono se refiere. Pensando en la diversidad de posibles usuarios que utilizarán los Cloud Fight, y para ahorrar 15 gramos en el peso conjunto de los cascos, el micrófono es un accesorio extraíble que se inserta en un segundo puerto 'jack' situado en la parte izquierda del dispositivo (ojo, solo funciona en su modalidad inalámbrica).

COMODIDAD Y SONIDO AISLANTE

   Además de su durabilidad, los Cloud Fight también sobresalen por su comodidad. Sus auriculares acolchados están perfectamente adaptados a la forma de la oreja, y para facilitar esta labor se aprovecha el giro de 90 grados que ofrecen los auriculares, pensado especialmente para aquellos momentos en los que se desea apoyar el periférico en el cuello. Son, por cierto, bastante cómodos para aquellos usuarios que usan gafas.

   Yendo a lo verdaderamente importante, el sonido con los Cloud Fight es bueno. Es cierto que no realzan los bajos como lo hacen otros auriculares más específicamente orientados a escuchar música, pero tanto la insonorización del entorno del usuario como el efecto envolvente que aporta a la experiencia sonora del juego son perfectos.

   Como accesorio 'gaming' que son, los efectos luminosos no faltan en estos cascos. Ambos auriculares laterales incluyen iluminación LED configurable a través de un botón también situado en su propio cuerpo. Las luces podrán mostrarse de forma fija o haciendo el efecto 'respiración', y también podrán apagarse. Dos apuntes: estos efectos solo se pueden activar con la versión inalámbrica de los auriculares y reducen de forma considerable la duración de la batería hasta las 13 horas, en el caso de la opción de luces estáticas.

   En conclusión, HyperX Cloud Fight están indicados para aquellos usuarios que entre sus actividades de ocio se incluye un buen número de horas dedicadas a los videojuegos. Su precio recomendado, de 159,99 euros, los convierte en una importante inversión económica que tiene que tener como resultado una intensa experiencia de uso, lo que aparta a aquellos usuarios que los deseen emplear como un simple complemento para escuchar sonido de buena calidad de vez en cuando. Para los más 'gamers', está a su disposición un producto que maximizará su experiencia de juego sin pensar nunca más en los molestos cables.