Facebook abandona el diseño y construcción de aviones solares del proyecto Aquila

Aquila
FACEBOOK
Publicado 27/06/2018 17:22:42CET

   MADRID, 27 Jun. (Portaltic/EP) -

   Facebook ha anunciado el cierre de sus instalaciones en Bridgwater (Reino Unido) dedicadas al proyecto Aquila, con el que la compañía pretendía ofrecer conexión a Internet en todo el mundo, dado que ha decidido abandonando el diseño y la construcción de sus propias aeronaves.

   El director de Ingeniería de Facebook, Yael Maguire, ha publicado un comunicado en el blog de la red social en el que analiza su andadura en el proyecto Aquila y lo que ocurrirá de ahora en adelante.

   Maguire ha destacado la inversión realizada por Facebook en el desarrollo de tecnologías de conectividad de próxima generación, en un momento en el que pocas empresas lo hacían. En este sentido, la compañía inició el proyecto Aquila en el año 2014, un sistema de estación de plataforma de gran altitud (HAPS), que tenía como misión la creación de aviones solares para ofrecer Internet en todo el globo.

El objetivo de este proyecto era proveer de conexión a Internet a los más de cuatro mill millones de personas que en la actualidad no pueden conectarse a la Red, como ha detallado Maguire.

   De este modo, Facebook asumió todas las fases de diseño, desarrollo y pruebas de los aviones solares con su equipo ubicado en Bridgwater, hasta lograr un diseño viable al realizar dos "exitosos" vuelos de prueba a gran escala, como ha informado la compañía.

   Para que la conectividad HAPS logre su cometido, requiere de una flota de aviones de este tipo, por lo que se elaboró una tecnología de ondas milimétricas (MMW) para establecer la comunicación aire-tierra y punto a punto, capaz de detectar otras aeronaves.

   Posteriormente, la compañía mejoró el sistema MMW hasta obtener una conectividad de 40 gigabytes en ambas direcciones, desde una posición en el suelo hasta un avión Cessna a una distancia de más de siete kilómetros. Facebook también se involucró en la mejora de las políticas de aviación y el entorno regulatorio para que más países pudiesen disfrutar de la conectividad HAPS.

   Ahora, Facebook ha anunciado que dejará de diseñar y construir sus propios aviones, lo que significa que cerrará sus instalaciones en Bridgwater, aunque la compañía ha asegurado que continuarán colaborando con compañías que siguen desarrollando estas tecnologías, como Airbus con la conectividad HAPS.

   La compañía seguirá defendiendo la conectividad universal, y prepara una propuesta para ampliar el espectro HAPS, que será presentada en la Conferencia Mundial de Radio 2019. Asimismo, continúa la inversión en la tecnología Terragraph, y su colaboración en programas como llevar la fibra a Uganda o Express Wi-Fi.

Contador